Buscar
14:26h. Martes, 16 de julio de 2019

GUíA DE LECTURA

Bestias, de Gabriela Arciniegas

Jaime Panqueva

Me sorprende como a veces los temas parecen juntarse por rachas: ya comentaba en la guía 158, sobre monstruos japoneses, que había reseñado recientemente, en la 144 y 150, sendos bestiarios. El libro de esta semana responde al nombre de Bestias (Laguna Libros, 2015) y está compuesto por once cuentos de la escritora colombiana Gabriela Arciniegas. Para hablar de la escritura de Arciniegas, debemos referirnos a las fases oscuras de la vida humana, a lo ominoso. Su escritura se arraiga con Rojo Sombra (Laguna, 2013), una novela fundada sobre el conflicto de civilizaciones caníbales que dominan los subterráneos de su natal Bogotá, y es distribuida en México por Almadía. Bestias, al igual que su novela antecesora, funde realidad y ficción con una paleta amplia de seres y tonos. Pleistocénica, por ejemplo, es una sátira a la sociedad ávida de resucitar seres extintos para hacer un uso comercial muy dudoso. La lengua de los ángeles abunda sobre el abandono infantil que torna al hombre en bestia. Baal, homenaje borgiano, transporta al lector hacia el lejano oriente a la cacería de una criatura exterminadora capaz de extraer la violencia y talante devastador de sus acechadores para convertirlos en predadores de la humanidad. Conjurados perfila un cambio del orden natural donde los insectos dominan nuestro mundo, como una venganza contra la raza que los desprecia y aniquila; mientras Rocío reelabora el mito de la transformación ya no en el bicho kafkiano sino en un evocador lepidóptero.

En los claroscuros de los ambientes creados por Arciniegas se agazapan los demonios propios, los seres que brotarán de las tinieblas, como en las ficciones de Lovecraft, para retomar su lugar. El orden natural, violento, despiadado, aguarda para saltar sobre el lector en cada relato. Teratoma, el cuento más extenso de esta serie, se recrea también en la ruptura de la cotidianeidad a través de una lámpara de Aladino encarnada (nunca mejor dicho) por un tumor no desechado, una pieza que bien podría servir de argumento a una película de suspenso.

Si desean conocer más sobre la editorial y la autora visite: http://tienda.almadia.com.mx/index.php

Su novela Rojo sombra está también disponible para lectores digitales en Amazon.com.

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com

[Ir a la portada de Tachas 141]