Viernes. 13.12.2019
El Tiempo
Es lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA

La maravillosa vida breve de Óscar Wao, de Junot Díaz

Jaime Panqueva

La maravillosa vida breve de Óscar Wao, de Junot Díaz

Hace un buen tiempo, leí en el diario El País una entrevista con “el chico terrible de la literatura norteamericana”, el dominicano, nacido en 1968, Junot Díaz. Sí, así: un muchacho de 47 años por lo menos. A pesar de cuestionar hasta la médula mi concepto de juventud, no puedo negar que sentí animado porque eso me hace sentir mucho más joven. Y, aunque parecía oxímoron eso de norteamericano de la República Dominicana, no lo es tanto si consideramos que Estados Unidos invadió un par de veces dicho país en el siglo veinte y hasta lo ocupó por ocho años. Estas contradicciones, sin embargo, no mermaron en nada el interés de las declaraciones de Díaz, una en particular me caló: “A las corporaciones les resulta insoportable la idea de que nadie le dedique a una novela las 20 o 30 horas que exige su lectura. Las multinacionales han secuestrado la imaginación de los jóvenes y no les van a dejar volver a la lectura. No. Fucking. Way.”

Me abstengo de traducir las últimas palabras, porque lo que dice antes de ese cierre categórico y la lucidez de otras declaraciones suyas, me empujaron a buscar su novela premiada con el Premio Pulitzer en 2007, La maravillosa vida breve de Óscar Wao (Random House-Mondadori). Ahí descubrí que la novela fue escrita once años antes de su publicación (así que lo de chico terrible ya no sonaba tan descabellado), tras ganar tan distinguido galardón. Además estaba disponible en versión impresa, tanto en inglés como en español. Librerías Gandhi la vende en formato electrónico por $69 (muy atractivo número).

Su lectura fue un gran deleite que no pude dejar de recomendar por la fuerza de su narrativa, el color caribeño y el gusto por la oralidad delirante. Díaz retrata los horrores de la dictadura de Trujillo con guiños irónicos y referencias a la cultura pop contemporánea, que la alejan diametralmente de otra obra ineludible, La fiesta del chivo de Vargas Llosa.

Díaz, sin querer queriendo, es un referente del ascendente poder latino en las letras del país del norte, tan temido por personajes siniestros como Donald Trump, y este libro es un canto a la riqueza inagotable del intercambio cultural. En una guía pasada comenté sobre Jhumpa Lahiri y sus historias de bengalíes trasplantados, Díaz nos proporciona una jugosa versión antillana llena de luz tropical. ¿No me cree? Puede leer el primer capítulo aquí. Le aseguro que terminará subido en la guagua de Díaz.

Comentarios en inglés o español a panquevadas@gmail.com

[Ir a la portada de Tachas 145]                 

Comentarios