Buscar
22:47h. Lunes, 20 de Mayo de 2019

NaHCO3: Bicarbonato de Sodio

Aleqs Garrigóz

Espumosa, blanca densidad que se acendra,
flota en delicuescente trasporte y nada pide
cayendo al fondo del vaso o del estómago
—misterio que se bebe —;
optimista disposición de burbujas
que deleita al que la sabe y sintoniza con exactitud
el esparcido amanecer de un sentido depurado:
vértigo de la materia cuando modesto.

Todo sería mejor agua a su alrededor.
La soda lo eructa en sinfonía;
la saliva captura y degusta con timidez
su don para el volcán de las agruras.
Y el aire añora diluirlo,
deglutir fríamente cada terrón de su cuerpo,
diminutos planetas de luz
que reposan en fina consistencia
donde la plata se pule y esplende.
Donde la ceniza olvida su aroma a muerte.

Polvo mágico cayendo sobre la historia de casa,
te tocaremos con la punta de la lengua,
alma del dentífrico, salvación de lo acedo,
efervescencia amalgamado en el beso del limón.
Y gargarismo y baño tibio ritual
embolsados en fresco lugar de alacenas,
donde esperas —benigno fantasma corporal—
a traer mejora al drama diario.

***

Aleqs Garrigóz (Puerto Vallarta, 1986). Egresado de la carrera de Letras Españolas de la Universidad de Guanajuato. Tiene el poemario La risa de los imbéciles (2013). Ha publicado poemas sueltos en revistas impresas y medios electrónicos de México y algunos países hispanos. Figura en varias antologías. Traduce eventualmente poesía para México Kafkiano y mantiene una columna literaria quincenal en el periódico AM Express de Guanajuato.

[Ir a la portada de Tachas 145]