Anatomía de la memoria: Una emergencia literaria

Anatomía de la memoria: Una emergencia literaria

Podría decirse que las obras literarias que llegan para quedarse en los estantes de lo que ha de ser leído son aquellas que no sólo entregan al lector una historia que bien puede tatuarse en el recuerdo sino que, a lo largo y ancho de sus letras (por encima y por debajo de sus páginas) exponen un sinfín de preguntas y acaso ofrecen alguna respuesta… Quizás lo anterior es exactamente lo que hay que decir sobre Anatomía de la memoria, la obra con la que el escritor mexicano Eduardo Ruiz Sosa (Culiacán, 1983), estimulado con la I Beca de Creación Literaria Han Nefkens, incursionó en el terreno de la novela.

En este texto, trazado con la retórica de un extenso poema narrativo, los vaivenes del pasado y el presente se entremezclan en un relato que fluye más por la contundencia de sus ideas que por la acción de los personajes. Escrito bajo la explícita influencia de Anatomía de la melancolía de Robert Burton, se trata de un ejercicio de creación literaria exigente, que demanda una lectura milimétrica, pero que inquieta y emociona con una prosa que, desde el comienzo hasta las últimas palabras, deja al lector como quien emerge de un laberinto textual con la certeza de haber salido a enfrentarse cara a cara contra el mundo para cuestionarlo hasta las últimas consecuencias.

El libro es un constante interrogar que, sin llegar a respuestas concretas, consigue anticiparlo todo: en las próximas casi 600 páginas, el lector se enfrascará en una serie de diálogos, sin guiones y sin turnos definidos, como una sola e hipnotizadora voz con la que un cronista llamado Estiriarte Salomón indaga la biografía de Juan Pablo Orígenes, ya que reconstruir la vida de este poeta será clave para escribir la historia de Los Enfermos, un grupo de estudiantes revolucionarios que, en el norte de México de los años setenta, pretendía instaurar un nuevo orden nacional. Gracias a esta empresa literaria, los viejos estudiantes se reencuentran cuarenta años después, a una edad en la que su vida pende del olvido y el suero hospitalario, para lograr ese cometido que les fue imposible durante la juventud. Así, el libro no sólo reconstruye las desventuras de un pasado que jodió todo lo presente, sino que exhorta a la acción futura; a la posibilidad de contagiar al país con un ensayo escrito a pulso de todas esas luchas que quién sabe si alguna vez comenzaron o si alguna vez llegarán a su fin.

En esta suerte de manifiesto literario, la precisión léxica con que Eduardo Ruiz Sosa urde su historia sólo puede compararse con la minucia de un cirujano al utilizar el bisturí. Cada palabra empleada parece cobrar vida en un texto que desborda poesía página tras página. Con este nivel de artesanía literaria, la narración avanza como si el autor se hubiese propuesto diseccionar la estrecha relación entre la memoria y la escritura. Así, a través de una suerte de ensayo lírico, se enredan las intrigas de un país en el que la épica revolucionaria, la resignación y la muerte resurgen, cada cierto tiempo, como el aliento vital que lleva al activismo y al arte al movimiento: a los intentos vanos de transformar un mundo que rebasa toda causa perdida desde sus orígenes.

En suma, Anatomía de la memoria es una obra de grandes ambiciones debido a su densidad y sus complejidades, y es posible que ésta sea su principal complicación: el lenguaje y la redundancia, como recursos para enfatizar los enredos del recuerdo y el olvido, podrían extraviar al lector si éste no se siente comprometido con el autor y sus pretensiones. Eso sí, una vez cautivos en el flujo de la narración, difícilmente habrá una página en la que no se encuentren ideas exploradas y explotadas a una profundidad que hace valer la pena una lectura palabra por palabra, con todo el tiento y el tiempo que merece la escritura de un texto de talla semejante.

Datos del libro:
Título: Anatomía de la memoria
Autor: Eduardo Ruiz Sosa
Editorial: Candaya 576 páginas.
$479.00 MX

***
Luis Enrique Castro Vilches (León, Guanajuato, 1990) es narrador. Cursó el máster en Creación Literaria de la Universitat Pompeu Fabra y la licenciatura en Comunicación en la Universidad Iberoamericana León. Está interesado en temas relacionados con la identidad, el arte, los medios de comunicación y ciudadanía. Actualmente colabora como lector crítico de manuscritos para el portal en línea Manuscritics.

[Ir a la portada de Tachas 150]

Comentarios
Anatomía de la memoria: Una emergencia literaria