jueves. 19.05.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA

El salvaje de la ópera, de Rubem Fonseca

Jaime Panqueva

El salvaje de la ópera, de Rubem Fonseca

Uno de los recuerdos más gratos que tengo del desaparecido poeta Raúl Parra, Premio Nacional de Poesía Alí Chumacero 1999, cuando asistía a su taller de cuento, pervive en los autores que me recomendó. Por su consejo y lectura en voz alta del cuento Paseo Nocturno conocí al escritor brasileño Rubem Fonseca, quien hoy será el invitado de este espacio. Alejado de la tradición y de la academia literaria, Fonseca se desempeñó en el campo de las leyes, pues se graduó en Derecho e inició su carrera laboral en la policía de Río de Janeiro, ciudad que retratará en la mayor parte de sus novelas y cuentos. Según cuentan los que lo conocen, siempre estuvo preocupado por las injusticias cometidas por racismo, abuso de poder o corrupción, y llegó a defender personalmente a quienes no tenían para pagar a un abogado o eran acusados debido al color de su piel. Mandrake, protagonista de sus novelas negras y de quien la HBO realizó hace algunos años una serie de televisión del mismo nombre, es un abogado entrado a detective de ambigua moral que realiza la vivisección de la sociedad carioca durante sus casos, como en El gran arte. En Agosto, Fonseca narra de forma magistral una pesquisa policial tras un temible asesino, mientras Brasil se sume ese mes en una crisis política (no muy diferente de la vivida por estos meses) que culmina con el suicidio del presidente Getulio Vargas, quien ante la inminencia de un golpe militar decide quitarse la vida con un disparo al corazón (Hecho real, no ficción).

Fonseca es también un gran cuentista que enfrentó la censura de su trabajo. En 1976 durante la dictadura de general Ernesto Geisel, se le entabló un juicio en el que se le acusaba de hacer una apología del crimen y la violencia, y de dar lugar en su mundo a sexualidades consideradas ilegítimas o patológicas. En conclusión, su libro de cuentos Feliz año nuevo fue prohibido y sólo podría ser reeditado hasta 1985.

Fonseca, sin embargo, no es sólo brutalismo ni novela policiaca. El salvaje de la ópera es una excelente muestra de ello. Con un estilo que combina las técnicas cinematográficas, la biografía y la novela histórica, cuenta las vicisitudes de Antonio Carlos Gomes, un compositor de ópera nacido cerca de Curitiba y que destacará hacia finales del siglo XIX como uno de los compositores destinados a continuar la tradición de Giuseppe Verdi. Una historia que puede encontrarse con relativa facilidad en la edición de Cal y Arena, editorial que además ha traducido y publicado en nuestro país las obras de Fonseca. O si prefieren los relatos policiales, les dejo éste sobre Mandrake.

Comentarios salvajes o brutales a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com

[Ir a la portada de Tachas 159]

Comentarios