Es Lo Cotidiano

IR DE MUSEOS

Rastros y vestigios en el Antiguo Colegio de San Ildefonso

Gabriela Mosqueda

Rastros y vestigios en el Antiguo Colegio de San Ildefonso

En un bello edificio del Centro Histórico de la Ciudad de México se encuentra el Antiguo Colegio de San Ildefonso. Fue en su origen un conjunto de seminarios jesuitas que pasó a manos gubernamentales por medio de las Leyes de Reforma en 1857 y se transformó entonces en la Escuela Nacional Preparatoria. Con la creación de la UNAM, el inmueble se convirtió en patrimonio universitario y a partir de 1992, con un mandato tripartito de la Universidad, el Gobierno de la Ciudad de México y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (ahora Secretaría de Cultura), se constituyó como un espacio para exposiciones temporales de gran calado.

Mosqueda, Gabriela - Ir de museos, Rastros y vestigios 1

En San Ildefonso podemos ver con frecuencia arte contemporáneo y en esta ocasión se presenta una exposición curada del acervo de la Colección Isabel y Agustín Coppel (CIAC). Sí: Coppel, como las tiendas de las que son los dueños, que han formado su propia colección de arte contemporáneo desde los años 90.

La exposición se llama Rastros y Vestigios y trata de hacernos imaginar qué es lo que encontrarían en el futuro como rastro de nuestra civilización, del modo en el que nosotros interpretamos los vestigios arqueológicos elaborando una historia de la cotidianidad de grupos humanos que han dejado de existir. Todo esto a través de piezas de arte contemporáneo, muchas de artistas reconocidos, y de muy diversas naturalezas: pintura, fotografía, instalación, videoarte.

Mosqueda, Gabriela - Ir de museos, Rastros y vestigios 3

Esto ya lo he dicho antes: a mí me gusta el arte contemporáneo. Y me gusta de entrada la premisa curatorial de la exposición, la idea apocalíptica y la interpretación de la realidad contemporánea. Se nota también un esfuerzo en elaborar textos para un público amplio, y en la entrada del recinto se ofrecen audioguías que repasan el contexto de trabajo de muchos de los artistas en la exposición. Aun así hay algunas piezas que pecan del famoso “¿esto qué?”, enfermedad del arte contemporáneo. Por ejemplo, hay una pieza que es una cuerda de guitarra colgada de un clavito. No tiene título pero debería remitirnos a la idea de una guitarra como el objeto del que es parte y que se reconstruye sólo con la memoria o el conocimiento previo del objeto. Pero sigue siendo un pedazo de cuerdita colgado de un clavo en la pared, y creo que aquí se puede encontrar el quid del desencanto del arte contemporáneo. La idea a la que se supone que nos remita la pieza es una reflexión pertinente de los objetos, de la vida cotidiana, de la cultura que los produce. Pero la ejecución parece facilota y ramplona, por lo tanto la reacción es: “¿esto qué?” En un mundo con tantas técnicas, herramientas y estrategias para comunicar un mensaje, es fácil imaginar que éste, en específico, se hubiera podido comunicar de un mejor modo.

Pero, bueno, yo no soy la artista.

Mosqueda, Gabriela - Ir de museos, Rastros y vestigios 2

Insisto en que vale la pena ver casi todas las exposiciones. Es el único modo de ganar experiencia: son horas de vuelo y, en este caso, se puede conocer la visión de unos coleccionistas que evidentemente tienen un interés por el arte contemporáneo y un ojo entrenado. De esta exposición se sale con la sensación de haber aprendido algo de uno mismo, y eso siempre es grato.

Rastros y vestigios. Indagaciones sobre el presente.

27 abril - 021 ago, 2016

ANTIGUO COLEGIO DE SAN ILDEFONSO

Justo Sierra 16,

Centro Histórico Ciudad de México

***

Gabriela Mosqueda (León, Guanajuato, 1986) es licenciada en Comunicación por la Universidad Iberoamericana León con Maestría en Museografía y Gestión de Exposiciones por el Instituto Superior de Arte de Madrid, España. Ha colaborado en museos estatales y federales, galerías y colecciones privadas en Guanajuato y la Ciudad de México, donde actualmente vive y trabaja.

[Ir a la portada de Tachas 160]​

Comentarios