Buscar
04:46h. Lunes, 20 de Mayo de 2019

Feliz cumpleaños, Forum Cultural Guanajuato

José Luis Pescador

Hace 10 años, vimos nacer el Forum Cultural Guanajuato en el mismo terreno en que por años estuvo el Instituto Lux.

En un principio el proyecto del complejo cultural fue aborrecido y desdeñado por algunos: “¿Pa qué queremos un teatro nuevo o una biblioteca?” “¿Pos quién va a ir a ver ópera?” “¡Bah! Seguro, acabará siendo un elefante blanco del gobierno”.

Esta última sospecha era comprensible: el gobierno lo encabezaba Juan Manuel Oliva, que ha sido uno de los peores y más corruptos gobernantes de Guanajuato, pero el proyecto del Forum era mucho más que eso: El gobierno estatal, más un puñado de visionarios empresarios leoneses, le apostaban a un complejo cultural de gran relevancia, y a potencializar una zona económica muy importante que hasta ese momento sólo se percibía como algo separado y netamente comercial: el centro de negocios del Poliforum, las instalaciones de la feria, el estadio de futbol (una ruina que entonces estaba en franca decadencia), y el parque Explora.

La configuración del Forum Cultural Guanajuato vino a cambiar todo eso. Su concepción fue para unir todos estos elementos en un gran corredor cultural que modificaría para siempre la faz de la ciudad, no sólo la vida artística, sino también la social, incluyendo el centro histórico con la rehabilitación de la calle Madero.

Así, vimos emerger el Forum en torno a cuatro grandes estructuras arquitectónicas: La Biblioteca Central Estatal Wigberto Jiménez Moreno, que de entrada se nutriría del acervo bibliográfico de algunas bibliotecas de León que languidecían entre el olvido y la humedad. El Museo de Arte e Historia de Guanajuato, que si bien al principio carecía de una visión que contemplara el acervo y el tipo de arte que querían mostrar, al menos tenía clara una cosa: no sería de arte contemporáneo; con esa vocación inicial, no es de extrañar que el segundo director del Forum fuera justamente un especialista en arquitectura virreinal, el arquitecto Luis Serrano Espinoza, quien falleció de un infarto justo un 8 de septiembre de 2012 (el Forum Cultural Guanajuato se inauguró un 7 de septiembre de 2006). El edificio del Departamento de Estudios Culturales de la Universidad de Guanajuato, también llamado Unidad de Extensión Universitaria Campus León, donde se prepararían los futuros profesionales de la gestión cultural, que desde su primera generación alimentaron el fuego de la actividad cultural. Y el Teatro del Bicentenario, construido y dotado con tecnología de última generación, que lo colocan entre los mejores escenarios a nivel internacional, y uno de los más bellos y sobrios, ni duda cabe.

Hay muchas cosas por decir sobre los 10 años que cumple el Forum Cultural Guanajuato. Habría que recordar que al mismo tiempo que iniciaba sus actividades, el gobierno de Jalisco anunció que el museo Guggenheim abriría una nueva sede en Guadalajara y que se convertiría en el foco cultural más importante del Bajío, lo que parecía dejar al Forum en un segundo plano, una percepción falsa desde luego, pero que tuvo sus ecos en el ánimo de los inversores.  Para bien o para mal, el Guggenheim mexicano no llegó a concretarse y el Forum ha sido un referente regional destacado.

Sería justo decir que el Forum también destaca en su inclusión de profesionales mujeres sumamente capaces entre sus filas, como Laura Lozano, primera directora del Forum; Cristina Vázquez, que fue directora de programación del Teatro del Bicentenario; Katia Nilo, directora de producción del teatro; Amelia Chávez, actual directora del Museo de Arte e Historia; Paola Arenas, que fue jefa de foro en el teatro del Bicentenario; Karla Paola Trejoluna, que es coordinadora de comunicación social del Forum; Claudia Marín y Liliana Estrada en la Biblioteca Jiménez Moreno; Magali Barbosa en la Unidad Académica, Lilia Maldonado en el Teatro y un larguisimo etcétera que sería difícil abarcar.

Merecen celebrarse estos primeros 10 años del Forum Cultural Guanajuato, porque gracias a ese complejo cultural y su programación constante, de alto nivel de calidad, la ciudad de León ha superado su condición de ciudad de negocios, para ganarse un lugar en el mapa cultural de México.

Septiembre 2016

[Ir a la portada de Tachas 170]