Buscar
14:39h. Domingo, 19 de Mayo de 2019

Ir de museos

Peter Fischli y David Weiss en el Museo Jumex

Gabriela Mosqueda

Foto: Tomada de Facebook
Foto: Tomada de Facebook

Las exposiciones en Museo Jumex siempre tienen un diseño, montaje y museografía cuidadísimas, y creo que esa es la base sobre la que se sostienen exposiciones que de otro modo y en otra sala de exposiciones un poco menos perfecta, parecerían una tontería. No todas, por supuesto, pero sí varias que he visto ahí.

Mosqueda, Gabriela - Peter Fischli David Weiss (4)

En este caso, la exposición era “Peter Fischli y David Weiss: Cómo trabajar mejor”, una retrospectiva del trabajo de dos artistas suizos que durante más de 30 años (hasta 2012, año en que falleció Weiss) trataron de explorar lo que denominaron como opuestos populares: trabajo y ocio, banal y sublime, ficción y realidad, kitsch y belleza, por medio de videos y series fotográficas, además de utilizar la contraposición de materiales como la piedra y el hule en esculturas e instalaciones. La exposición se curó en el Museo Guggenheim de Nueva York y después vino al Museo Jumex y, según ambas instituciones, la muestra no está organizada de modo cronológico para mostrar secciones del trabajo de Fischli y Weiss y que “dialogaran” (término popular en el arte contemporáneo para decir que se pone una cosa junto a otra que quizá no tienen nada que ver) sobre la historia de su trabajo conjunto.

La verdad es que nada de lo que plantean los textos es evidente al visitante del museo. Muchas discusiones se han tenido ya acerca de qué tan importante o primordial tendría que ser el papel de los textos curatoriales en la experiencia de visitar una exposición, o si habría que darle más lugar a la experiencia misma y a las reacciones que provoca; en este caso hay obra que puede comprenderse perfectamente sin un texto y otra obra que no parece decir gran cosa (fotos de aviones “dialogando” con fotografías de flores), pero ninguna parece tener demasiado que ver con la premisa de los opuestos populares. O será que yo soy muy obtusa para comprenderlo.

Mosqueda, Gabriela - Peter Fischli David Weiss (3)

Hay una parte de la exposición que me pareció notable pero no exhibía obra ni de Fischli ni Weiss: era una instalación que ocupaba toda una de las salas, convirtiéndola en un taller y espacio de trabajo con papeles amontonados, tablas y cortes de madera de diferentes tamaños, libros, zapatos, basura y materiales diversos, puestos ahí para hacernos reflexionar sobre el hecho de que a veces los procesos en el arte son el arte mismo. Las variables y el trabajo también son arte, y si tuviera qué quedarme con una reflexión verdadera sobre esta exposición, escogería esa.

Por lo demás, la exposición tiene momentos divertidos y está bien. Así, a secas. Excepto por una serie de fotografías que se decidió colgar a más de 6 metros de altura, un tonto alarde fallido de museografía, porque de nada sirve que tu exposición parezca espectacular si las personas no pueden ver lo que estás mostrando.

Mosqueda, Gabriela - Peter Fischli David Weiss (2)

La exposición se desmontó a inicios de septiembre, así que no sugiero que vayan a verla.

PETER FISCHLI DAVID WEISS: CÓMO TRABAJAR MEJOR
09 jun - 04 sep, 2016

MUSEO JUMEX
Miguel de Cervantes Saavedra 303, Col. Granada, Ciudad de México

***
Gabriela Mosqueda
(León, Guanajuato, 1986) es Licenciada en Comunicación por la Universidad Iberoamericana León, con Maestría en Museografía y Gestión de Exposiciones por el Instituto Superior de Arte de Madrid, España. Ha colaborado en museos estatales y federales, galerías y colecciones privadas en Guanajuato y la Ciudad de México, donde actualmente vive y trabaja.

[Ir a la portada de Tachas 173]