Buscar
22:39h. Miércoles, 17 de julio de 2019

Boecio y Stanislas

Leonardo Biente


la inconsistencia es mi esencia
dijo la rueda según dijo Boecio
según me dijo una vez
un borrachales tirado en la calle.

a veces estás arriba, dijo
a veces estás abajo, dijo
seguro que estarás en uno y otro lugar, dijo
arriba da vértigo, dijo
abajo da pesar, dijo
en medio no se siente.

y me contó:

Nick Stanislas, aquel viejo instructor
de esquí en los Alpes suizos
pero que antes de ser catedrático
del arte de deslizarse por la nieve
fue un poeta viejo a los veinte
y un músico barroco en los swinging sixties
conocía la cuestión de la rueda
tan bien que se gastó su niñez en jugar
su juventud en libar las mejores botellas
sus primeras canas en fatuos flirts
y sus años viejos en revivir su leyenda.

Nick Stanislas se fue de farra una vez
o tal vez dos, yo creo que tres,
con Boecio el de la rueda y se explicaron cosas
discutieron como sólo los calamocanos de veritas
se deprimieron porque la vida vale un ardite
y luego se entusiasmaron por lo mismo.

Boecio se fue a su lugar en lo perenne
Nick Stanislas se fue a su lugar en lo fugaz
con un alma de rapsoda que no conocía antes
y escribió sus propios tratados en forma de canción:

mi nombre es Stanislas: de eso estoy seguro

la rueda giró y él le dedicó palabras
fue la única manera de darle sentido a su virar.

la inconsistencia es mi esencia
dijo la rueda según dijo boecio
según me dijo una vez un
borrachales tirado en la calle.

***

Leonardo Biente es escritor y poeta. También es empleado de día.

[Ir a la portada de Tachas 177]