Es Lo Cotidiano

Un día me avergoncé de mi naturaleza

Horacio Warpola

Un día me avergoncé de mi naturaleza

Un día me avergoncé de mi naturaleza,
lamenté que en mis profundidades, millones de
animales salvajes, manadas violentas,
se multiplicaran como virus, como estampida estrepitosa,
en la válvula bicúspide y los hemisferios cerebrales.

Puedo ser alimento y desechos,
hogar o cuartel; pero nunca caja funeraria.
Dentro de mí, mueren a diario todos estos parásitos s
osegados por el encierro exangüe.

Se hacen fósiles, cadáveres prehistóricos. Soy historia.

***
Horacio Warpola
(1982). Publicó –junto a Gerardo Arana y Antonio Tamez– Neónidas 2006 – 2008(Herring Publishers, México). Ha aparecido en las antologías Besar de Lengua (Fondo Editorial de Querétaro), Poets for Ayotzinapa (Mexico City Lit) y Últimos coros para la tierra prometida: 40 poetas jóvenes del Estado de México (Consejo Editorial del Estado de México), entre otras. Actualmente coordina el proyecto Cine Panorama y es editor de la revista de ilustración y poesía Gus Ultramar. Ha publicado los libros de poesía Lago Corea (Herring Publishers México), Física de Camaleones  (Fondo Editorial de Querétaro), METADRONES (Centro de Cultura Digital-Libros Malaletra) y Triste suerte de los peces voladores (DaSubstanz-NewHive). Hizo para Mamá Dolores Cartonera la selección y edición de Embutido de Poetas – Muestra de Poesía Mexicana Actual y Mis primeros dientes: Antología de Escritores Queretanos Nacidos en los 90. Ha sido, con distintos seudónimos, colaborador en revistas, periódicos, suplementos, blogs y exposiciones de arte. Escribe constantemente en warpola.tumblr.com, imparte talleres a jóvenes escritores y es becario del PECDA 2015-2016 en la categoría de creadores con trayectoria.

El poema publicado aquí fue extraído del libro Física de camaleones, editado por el Fondo Editorial de Querétaro y reproducido en Tachas gracias a una colaboración con el sitio Poesía Mexa.

[Ir a la portada de Tachas 183]

Comentarios