Es Lo Cotidiano

Richard Quine, la risa sublime [II/II]

Javier Morales i García

Richard Quine, la risa sublime [II/II]

Se suele hablar de Richard Quine como uno más de los directores de comedias que dio el Hollywood de los años 50, pero fue mucho más que eso. O por lo menos, fue mucho más especial que todos los demás. Quine sublimó la manera de hacer reír como muy pocos supieron hacer. Sus películas se convierten en ejemplos de cómo hacer humor y hacer pensar a la misma vez. Maestro de otros que vinieron después de él, con este pequeño artículo el Ecos paga una vieja deuda que tenía con él.

Ríete, pero ríete sabiendo de qué te ríes, y eligiendo.

Quine o la risa inteligente: La Risa Sublime.

He tenido la suerte de ver las películas de Richard Quine, algunas de las más conocidas y otras más raras y difíciles de ver. Puedo decir que de todas ellas se sacan miles de conclusiones. Te ríes y te ríes, pero también lloras, como dándote cuenta de todas las razones.
La evolución de la comedia y el drama en el cine no sería nada sin artistas como Quine, que no solo plasmaron su forma de hacer reír o llorar en la gran pantalla, también nos regalaron la libertad de pensar mientras nos divertimos. Ríete pero ríete sabiendo de qué te ríes, aunque sea de tí mismo, lo que siempre está bien. Elige la forma de reírte. Risa inteligente, o el humor como remedio contra las rutinas sociales o culturales. Ese era Richard Quine.
 

ALGUNAS NOTAS DE LA VIEJA OLA SOBRE RICHARD QUINE


Bell, book and candle (1958)

Campana, libro y vela. Título en español: "Me enamoré de una bruja". Con Kim Novak y James Stewart acompañados de Jack Lemmon, Elsa Lanchester, Hermione Geingold y el amigote Ernie Kovacz. Guion: Daniel Taradash. Vestuario: Jean Louis. Música: George Duning.

Nueva York en Navidad. Kim Novak, la bruja perfecta. Un gato siamés llamado Paywocket perfecto para los embrujos y para saber quién vale o no la pena. Tratado sobre la incredulidad del ser humano. Las cejas pintadas de Kim Novak. El corte de pelo de Kim Novak…

Un local nocturno para reunión de brujos y beatniks llamado The Zodiac Club, un antro donde ver a Jack Lemmon en un trío de jazz tocando los bongos. Una familia de brujas….

Del guion:

"No arrugues tu bonita nariz".

"¿Hay algo que dure para siempre? Yo quiero creer que sí."

 "¿Se ha enamorado alguna vez? Debe ser como morirse."

"¿Quién puede explicar la magia?"

Pequeña información sobre las brujas: Las brujas no saben ni pueden llorar, cuando lloran dejan de ser brujas. Las brujas no flotan en el agua. Las brujas nunca se ruborizan. Las brujas tienen prohibido probar el amor, pero sí pueden apasionarse por alguien o algo. A las brujas les encanta utilizar sus poderes en esas pequeñas cosas: Abrir las puertas sin la llave, crear una ráfaga de viento, apagar las farolas por la calle, hacer que alguien se fije en ellas. Siempre tienen el dilema de enamorarse o no, porque eso significaría dejar de ser brujas.


How to murder your wife (1965)

Cómo matar a su propia esposa. Amor a las mujeres o misoginia pura y dura, en su justa medida. El Humor de los Hombres. De la realidad al dibujo: Bash Brannigan, agente secreto/ Stanley Ford, dibujante/ Jack Lemmon.

Música: Neal Hefti, una clave en su cine.

La moda de hablar a la cámara o el guiño al posible espectador de las películas. "Happy days are here again".

Richard Quine y la ilusión de vivir, otra vez. Solteros: una forma de vida. Slapsticks del Cine Mudo. El Viejo Maestro. Beber hasta caer; el alcohol cambia nuestro ser. Amor apasionado a la mujer o la mujer como pastel. Virna Lisi y su lunar. Divorcio a la Italiana. Mary Wickes; secundaria de lujo. Los norteamericanos y los extranjeros. Bash Brannigan (agente secreto) The Brannigan's (hombre y familia). Richard Quine burlándose del Hollywood tópico.

"Soy un mecanismo delicado y complejo y se me va a soltar la cuerda".

Cómo vivir con una mujer y sobrevivir. Cómo vivir con un hombre y sobrevivir.

"Los hombres siempre se sienten culpables por algo".

Richard Quine nos da su opinión sobre lo que piensa de la vida en pareja. Es como la democracia, no es el mejor de los sistemas, pero no hay otro mejor. En el fondo, las mujeres hacen mejores a los hombres y viceversa, sean del tipo que sean. Es la famosa frase hecha realidad: No se puede vivir sin ellas ni con ellas. Ellas son el paraíso perdido y siempre buscado por el hombre. ¿Lo seremos nosotros para ellas? Ninfas, brujas y diosas. Quine siempre tenía a Kim Novak en la cabeza.


Strangers when we meet (1960)

La etapa Columbia de Quine, la mejor. The American Way of Life. La realidad en sueño.

"Tengo la teoría de que los hombres solo se muestran sinceros después del desayuno, antes llevan puesta una coraza".

El mundo de los Arquitectos Autores. Conexión con El Manantial de King Vidor. Casas raras para gente rara. El supermercado como Objeto Pop. Una Kim Novak madura e interesante. Richard Quine, cineasta de Martinis secos y helados.

¿Porque las hijas odian a sus madres? Cambiar de idea como signo vital. Ropa interior de color negro, the woman in black.

Los corazones solitarios siempre se encuentran. El Artista no sabe de lógicas. En busca de las casualidades.

¿Cuál es tu nombre favorito? De hombre y de mujer.

"Ser lo que queramos ser. ¿No es eso lo que desea todo el mundo?"

Somos solistas. A Kim Novak le sienta bien el rojo. La espalda más bonita del Cine. Albatros Hotel Restaurant, verano del ‘59.

1960. América después de la Guerra. Un país y una película de coches grandes y avenidas que no se acaban nunca. Kirk Douglas; el hoyuelo más famoso de Hollywood. Los trucos de las madres. Kim Novak con el pelo suelto. Estudio sobre las Reuniones Sociales. El Sueño de un Arquitecto: construir una ciudad. Matrimonios Adúlteros: El Otro y La Otra.

"Donde hay un ama de casa, hay un amante en potencia”.

"La procesión de la gran sociedad, con sus historias picantes, y sus temidas trampas; y ya sabes quién va a la cabeza de procesión. ¿Quien? ¿Una mujer? No tienes muy buena opinión de las mujeres, ¿no? Oh, las adoro, sin excepción, pero todas son iguales. No son románticas. No ven nada romántico en su marido afeitándose por las mañanas y en pijama. Tú y yo en nuestra casa somos muebles, pero en la puerta de al lado… ¡ajá! Allí somos héroes." (Extracto de guion recitado por Walter Matthau mientras Kirk Douglas escucha en silencio).

Richard Quine: El observador de la humanidad.

"La inocencia ultrajada es una buena defensa".

Un cenicero con la siguiente leyenda: "I LOVE YOU". Los adúlteros no pueden dejar pruebas (colillas). Las mujeres en rulos están sexis. ¿Quién inventó la infidelidad? ¿Hombre o mujer? El amor verdadero.

Genial escena entre Barbara Rush y Walter Matthau.

"Me gustan las tormentas".

Historia de una crisis matrimonial. Richard Quine y sus elegantes cambios de escenas. Sátiros y ninfomanías y sus razones. Our Love Was Stardust Falling (canción que suena).

"Nos haremos los locos al encontrarnos".

Y la película acaba y a uno le dan ganas de que hubiera acabado de una manera diferente, pero es precisamente por eso por lo que esta película de Richard Quine es una obra maestra del Séptimo Arte y por ella no pasa el tiempo. Precisamente porque habla de sentimientos que siempre existirán en el alma del ser humano: amistad, cobardía, pasión, aburrimiento, la eterna búsqueda de no se sabe muy bien qué. Extraños cuando nos conocimos y extraños cuando lo dejamos. Nunca se conoce a nadie del todo, tampoco a esa persona que lleva toda la vida al lado tuyo. Y nos quedamos con la duda de que si, realmente, no es mejor que sea así.

¿No es mejor el eterno misterio?


Full of life (1956)

Con Judy Holiday y Richard Conte. Un matrimonio con pocos recursos económicos que vive en un barrio de Nueva York. Él es de origen italiano y ella es la típica ama de casa norteamericana. Van a tener un hijo, pero los problemas de dinero y de la casa son muchos.

Quine y su etapa Columbia. El glorioso blanco y negro en la comedia. Disección de un matrimonio de clase media. El aburrimiento del amor: el cariño.

La Música es un personaje más de la película. Padres y Madres. Italianos en América. Tradiciones a flor de piel. Desmayos de las mujeres. Judy Holiday: La gran payasa. Mujeres embarazadas. Cuidado con una mujer con cuchillo. The Rocco Family. Casas mal construidas. Bandidos célebres italianos. Feminismo vs Machismo. ¡Qué peligro tienen los suegros! La fe en un Dios. Un niño como signo de cambio de vida. ¿Rezar?

Es una película extrañamente deliciosa de Quine, tal vez demasiado dulce para lo que nos tiene acostumbrado. El mundo de la familia como solución. Sacramento, California. El Paraíso. Estudio sobre la vida en los barrios residenciales de las capitales norteamericanas. Amores interraciales, el futuro.

Al final, la impresión o el poso que nos deja este título supuestamente menor de Richard Quine, es que mientras la rodaban había un buen ambiente en el set de rodaje. El ambiente familiar de la película se tuvo que trasplantar al equipo, y todos se lo pasaron estupendamente. Risas contagiosas. Aquellas noches tuvieron que dormir muy bien.


The moonshine war (1970)

En España se llamó "El Infierno del Whisky". Está basada en una novela de Elmore Leonard. Protagonizada por Richard Widmark, Patrick McGoohan, Alan Alda, Melodie Johnson y Lee Hazlewood.

MÚSICA: Neal Hefti (...como casi siempre)

Años 30; La Era de La Prohibición. Kentucky, Louisville. Delitos y Derechos Humanos. "Moonshine, Tennessee wine". Se le llamaba "MOONSHINE" al whisky de fabricación casera que surgió en diferentes puntos del país a causa de la Ley de Prohibición del Alcohol.

Una mezcla entre comedia y drama... pero ¿qué es lo que hay en medio de estos géneros?

La película recuerda a ese estilo crepuscular de otro título, "Bonnie and Clyde", de Arthur Penn... pero aquí no hay héroes, solo villanos. El Neorrealismo Norteamericano. El Western Crepuscular. Una especie de historia de Forajidos y Gánsteres.

Forma parte de las películas desencantadas de Richard Quine, llenas de mala leche a pesar de que haya momentos en que te puedas reír... El drama aparece casi sin que te des cuenta. Los Héroes que no quieren serlo. Un traje de mujer color fucsia y con lunares blancos. El final de la película es ya la culminación de lo tremendo... Hay un montón de litros de whisky de fabricación casera escondidos en una tumba de un cementerio... y cuando los gánsteres van a cogerlo... Estalla una bomba de dinamita...

En este título de Quine, las muertes son retratadas de una manera fría y seca. Sin sentimientos de ningún tipo. Ocurren como si fuera lo más normal del mundo, lo que tiene que suceder...

Hay un montón de secundarios conocidos con una frase, un reparto coral para darle realidad. Lee Hazlewood, el gran artista, hace un papel de malo malísimo, un matón sin escrúpulos.

El "Moonshine" viajaba desde Kentucky hasta los "speakeasies" de las grandes ciudades y era bebido en tazas de café para disimular. Podía ser de diferentes materiales: Papas, Centeno, Maíz, Achicoria etc. Era alcohol puro y duro, sin apenas tratamiento, y los lugares donde se hacían estaban sucios y eran un peligro para la salud. La cirrosis fue una de las enfermedades más típicas de aquella época... The 18th Amendment.



FINALES ABIERTOS

Las buenas películas son aquellas que puedes ver una y otra vez, y siempre encuentras algo nuevo. El Cine de Richard Quine es así. Puedes volver mil veces a sus películas y siempre te parecerán modernamente graciosas y adelantadas a su tiempo. Ojalá todo esto que has leído sirva para que investigues en su mundo, que ya es el nuestro. Richard Quine es ya un personaje de La Vieja Ola.


 

BIBLIOGRAFÍA
Hollywood in the 50's de Gordon Gow
Historia General del Cine, Editorial Cátedra
King Cohn de Bob Thomas
James Stewart, A biography de DonaId Dewey
Positit, Revista n°347
Sight and Sound, 1981-1982
Film Ideal n°108
Historia del Cine de Terenci Moix
Hollywood.com, página web
Tremolina, fanzine
La Vieja Ola, Cinéfilos y Mitómanos

F I N

***
Javier Morales i García
(Tenerife, España) es editor del fanzine Ecos de Sociedad, la publicación mod más longeva en Europa. Desde inicios de los 80, escribe, reseña y edita; hoy, Ecos puede leerse en ecos-de-sociedad.blogspot.com.es. Es obseso de la música y el cine.

[Ir a Richard Quine, la risa sublime I]

[Ir a la portada de Tachas 190]

Comentarios