Es lo Cotidiano

Solitarios

Julio Rivera

Conducen los rebeldes  
del fuego. Al final de su inexorable 
manía, se encuentran en las madrugadas 
postrados como una planta seca
en la maceta de un sillón. 

Crecen sin agua, 
ni milagros en Diciembre,
como plagas se extienden 
por las sombras.  

El tornado de sus ojos
 enrojece el paisaje 
y crean su propia alba. 

La luz que les queda,
vaga en un frasco con rumbo
desconocido. Los protege el silencio 
de otros solitarios. La complicidad 
sigilosa.  

Con chaquetas negras conducen en motos,
van en reversa 
por túneles cavernosos 
y oblicuos, como los sueños 
de un señor a punto de morir,
una y otra vez chocan
con la noche, la inventan, la protegen 
y la dejan estrellada
en una postal tirada en la playa.

***
Julio Rivera
(León, Guanajuato 1992). Obtuvo el premio del Octavo Concurso de Poesía Libre en León 2015 con Catalejos, antología de poemas publicado por la editorial del Instituto Cultural de León. El compendio completo puede leerse y descargarse en versión electrónica aquí.  . Ha publicado en algunas revistas y blogs literarios.

[Encuentra aquí Tachas 191]

Comentarios