Buscar
22:38h. Miércoles, 17 de julio de 2019

The Leaves are happening!!! [III]

Javier Morales i García

Foto: Tomada de Facebook
Foto: Tomada de Facebook

The Leaves ya podían permitirse el lujo de tocar con grupos de los que ellos mismos eran fans y así actuaron junto a The Beach Boys –de los que tenían sus armonías vocales–, The Byrds –y esas guitarras– o Paul Revere And The Raiders –con ese punto salvaje–.

También hicieron un concierto en donde los más grandes, el Hollywood Bowl, junto a Chad & Jeremy y el soulman Percy Sledge.

Como no podía ser de otra manera, The Leaves también aparecieron en una película llamada The Cool Ones, de 1967, dirigida por Gene Nelson y protagonizada por Roddy McDowall y Debbie Watson. También actuaban The Bantams y otras bandas; algunas de las canciones fueron escritas por Lee Hazlewood.

La sinopsis de la película habla de un millonario excéntrico que decide crear un dúo chico/chica para su programa de televisión y así une a una extravagante go-go girl y a una vieja estrella retirada, haciéndoles pasar por una pareja enamorada.

Aquel primer single los había llevado al estrellato y en la cara B estaba una versión de Bob Dylan a la que el grupo le dio su sello, “Love Minus Zero”. ¡Un single perfecto! Era seguir la moda y nadie había hecho esa versión de una canción que se sabía de memoria y que solían tocar en sus conciertos.

Siguieron escribiendo canciones para el primer LP, temas como “Be With You”, una deliciosa canción pop, o la extraña “That's A Different Story”, así como más versiones elegidas con gusto como “You Better Move On” del querido Arthur Alexander, otra vez Dylan con “Highway 61 Revisited” o el tema que les iba a dar la entrada a ese lugar solo para los más grandes: “Hey Joe” de Bill Roberts, ese típico clásico que tocaban todos los grupos de Sunset Strip. Así que The Leaves no iban a ser menos y la pusieron en su repertorio. Bryan McLean de Love, le enseñó las notas a John Beck y a su vez, McLean las había aprendido de David Crosby cuando había sido el que se ocupaba del equipo de sonido de The Byrds. La versión de The Leaves tenía una parte instrumental en el centro que la hacía diferente a la de los demás y también la línea de bajo era distinta. Esa fue la línea de bajo en la que se fijó Noel Redding para la versión de The Jimi Hendrix Experience un tiempo después, y ambas no formaban parte del arreglo tradicional de la canción. The Leaves pudieron grabarla varias veces hasta que quedaron contentos con el resultado.

Mientras tanto, seguían dando conciertos en diferentes puntos de la Costa Oeste, desde Oakland hasta San Diego. Fue en una ciudad llamada Hayward, en el área de la Bahía, donde la banda tomó una decisión que afectaría a todos: Bill Rinehart dejaba a The Leaves porque quería ser más importante que los demás y estos no estaban dispuestos a aceptarlo.

Tras aquel concierto en Hayward volvieron a Los Ángeles y buscaron a un nuevo guitarrista. Así encontraron a Bobby Arlin, que tocaba la guitarra en un combo de R&B y Blues. Era diferente a ellos, tenía un estilo muy en plan Las Vegas y tocaba otro tipo de música... ¡pero tocaba realmente bien! Así que cuando se unió al grupo, salieron ganando.

Arlin trajo un montón de nuevos sonidos... como ese fuzz de la guitarra en “Hey Joe”. Volvieron a grabar esta canción con Arlin a la guitarra y era distinta. Algunos puristas de folk les dijeron que se alejaba del espíritu original del tema... ¿Celos? En el fondo, había un montón de gente que la había grabado antes que ellos y no había pasado nada.

Gracias al contrato de producción que Pat Boone y sus contactos les habían conseguido en Mira Records, The Leaves grabaron “Hey Joe” hasta tres veces, y fue la última de estas veces cuando consiguieron el hit buscado. ¡¡El gran hit!! Fue número uno en toda California y estuvo entre las 10 primeras canciones en los estados del Oeste. En las listas nacionales estuvo situada en el número 31.

Era la primavera de 1966 y The Leaves, por fin, tenían su primer LP en la calle. Habían empezado dos años atrás como un simple grupo de fraternidad y ya eran toda una banda con éxito, seguidores y reconocimiento. Varios singles más, hasta tres, se sucedieron en el mismo año pero no llegaron tan alto en las listas como el “Too Many People” o el “Hey Joe”.

Ya al principio de 1967, Mira Records se les queda pequeño y fichan por Capitol Records para grabar lo que sería su segundo LP. Bobby Arlin ya ejerce como compositor y escribe canciones preciosas como “Just A Memory” o “Funny Little World”. El nuevo LP se va a llamar All The Good That's Happening y el single que salió fue “Lemon Princess”, un bonito título para una canción con ritmo de vals psicodélico y que trataba sobre una posesión satánica. El single pasó desapercibido para la mayoría.

El mundo había cambiado y la industria musical también. La inocencia se había perdido, y The Leaves habían perdido la espontaneidad en su música. Ahora era todo una lucha. Robert Lee Reiner abandona la formación y las peleas entre John Beck y Bobby Arlin son continuas porque cada uno de ellos tenía una forma diferente de ver las cosas... Parecía que todo acababa...
Las sesiones de grabación del segundo disco son bastante penosas y acaba notándose en la música. Jim Pons, el que había empezado todo era el único que no quería que The Leaves acabasen, pero la única verdad es que tras ese disco, hay un largo período de inactividad y así llega el fin.

Bastantes meses después, Jim Pons se une a The Turtles que se lo ofrecen y con ellos graba varios discos. Después también se iría con Frank Zappa y John Lennon en los años 70 y 80. La música siguió siendo su vida por mucho tiempo.

Bobby Arlin siguió con el nombre de los Leaves pero no hubo más grabaciones de éxito y el resto de miembros entraron a formar parte de grupos como The Yellow Balloon o Hook.
Aquí acababa la historia de un grupo mágico, como cuando, en otoño, las hojas caen de los arboles... Hojas cayendo... Tal vez, la historia de The Leaves no sea diferente a la de otras bandas pero para ellos fue como un sueño que se hizo real. No fue algo de una vez en la vida, si no que les cambió la vida desde entonces.

Pero esto no ha terminado. ¿Y las canciones?

 

C O N T I N U A R Á

 

 

***
Javier Morales i García
(Tenerife, España) es editor del fanzine Ecos de Sociedad, la publicación mod más longeva en Europa. Desde inicios de los 80, escribe, reseña y edita; hoy, Ecos puede leerse en ecos-de-sociedad.blogspot.com.es. Es obseso de la música y el cine.

[Ir a The Leaves are happening!!! I]

[Ir a The Leaves are happening!!! II]

[Ir a la portada de Tachas 197]