Buscar
11:23h. Martes, 25 de Abril de 2017

GUÍA DE LECTURA

Hillbilly elegy: A Memoir of a Family and Culture in Crisis de JD Vance

Jaime Panqueva

Foto: Tomada de Facebook
Foto: Tomada de Facebook

Hace unos meses, durante una entrevista sobre la elección de Trump en los Estados Unidos, Pedro Ángel Palou lo mencionó como uno de los libros que permite explicar la compleja situación de los Estados Unidos con la elección de Donald Trump. Escrito por un norteamericano que no se identifica a sí mismo “con los WASP del Noreste, sino con los millones de blancos de la clase trabajadora, descendientes de los escoceses e irlandeses que carece de un título universitario. Aquellos tipos cuya pobreza es tradición familiar... los americanos los llaman hillbillies, rednecks o white trash. Yo los llamo vecinos, amigos y familia.”

A pesar de haber escrito su libro a los 31 años, edad que a la que sólo le permitiríamos una autobiografía a personajes como Mozart, Alejandro Magno o Mark Zuckerberg, su trabajo se mantuvo desde agosto del año pasado hasta el pasado enero como el más vendido en la lista del New York Times, y aunque aún no se ha traducido, es de muy fácil lectura en su idioma original.

Hillbilly Elegy (Harper Press) se concentra en la historia de una familia de Jackson, Kentucky, que migra por cuestiones de trabajo y seguridad al Rust Belt, y se afinca en Middletown, Ohio. La mirada crítica de Vance busca desentrañar qué se ha roto en el entramado social de su grupo, y las razones que hicieron posible que él fuese el único de su estirpe en lograr algo para muchos se ha vuelto imposible en el país del sueño americano: graduarse de la universidad de Yale. Vance reconstruye la vida de muchos marginados y apunta a la crisis no de la macroeconomía y de los grandes conglomerados, sino a la del individuo incapaz de realizar una autocrítica o inscribirse en aquella ética protestante y espíritu capitalista que pregonaba Weber. “Hay una ausencia de acción aquí, el sentimiento de que tienes poco control sobre tu vida y la autocomplacencia de culpar a los demás excepto a ti mismo.” Esta fracción de la sociedad en crisis, proclive a los salvadores que ofrecen soluciones simples, fue para muchos la que inclinó la balanza electoral el año pasado.

Leer a Vance ayuda a reflexionar y a encontrar paralelismos culturales que sorprenderán a más de uno. A pesar de las diferencias étnicas, muchos caracteres de sus hillbillies son comunes con nuestras culturas latinoamericanas; su crítica puede también ser la nuestra. Tal vez el muro debería estar en otra parte.

 

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com

[Ir a la portada de Tachas 200]