Es lo Cotidiano

La Dalia Blanca

Javier Morales i García

Cuando trabajé con Julie London, me sentí culpable de aceptar el cheque.

Jimmy Rowles, arreglista


Los solitarios están más solos.
Los deseados son mejor amados.
Los amargados se hunden aún más.
Los que están en paz encuentran la serenidad.
Las horas mágicas intensifican el ambiente
en el cual la alegría o la tristeza llegan a su punto culminante.
Y los más afortunados son aquellos
para los cuales el gran instante cristaliza
hacia la eternidad.
Tan maravilloso como no hablar
de las promesas guardadas
alrededor de la medianoche.

 

No tengo voz en absoluto, ¿sabes? Sólo soy una estilista, porque una cantante de verdad lo sabe todo acerca del mantenimiento de las notas o del control de la respiración. Yo sólo tengo un chorrito de voz y por eso he de acercarme tanto al micrófono, pero es una voz llena de humo que de inmediato suena íntima.
Julie London, revista Life, 1957

Ella era Julie London, la vocalista más representativa de aquella California de los años 50 tan mitificada por el Hollywood Dorado.

Nacida un 26 de Septiembre de 1926 como Julie Peck en Santa Rosa, California. Venía de una familia de actores del vodevil y ya hizo sus primeras pasos en Hollywood protagonizando títulos del Séptimo Arte como Task Force (1949) de Delmer Daves o The Fatman (1950) de William Castle, así como algún western que rozaba la Serie B.

Los años 50 eran así, una época en que el showman, cantante y pianista, productor y compositor Bobby Troup, enamorado locamente de Julie, le compuso el tema "Meaning of The Blues" que, insertada en la banda sonora de una especie de remake de Ciudadano Kane llamado The Great Man (1956) dirigida por José Ferrer, desemboca en un álbum concepto, y tiempo después, en un matrimonio duradero. El segundo para Julie, una mujer de rompe y rasga que antes estuvo casada con el actor Jack Webb.

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/_Gs6TbuPsw8" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Espoleada por Bobby Troup, Julie London grabó un famoso tema de Arthur Hamilton, “Cry Me A River", que fue un gran éxito en todo el mundo. Tres millones de ventas de Julie Is Her Name" de 1957 en Liberty Records, la convirtieron en un emblema de la era de las pin-up: una chica de calendario.

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/LbwjQSBH0sE" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Su look, con aquella cabellera pelirroja, sus curvas irresistibles, su simpatía y, sobre todas las cosas, su Voz. Sensual, susurrante, arrastrando las notas como nadie hacía, hablándote al oído. Eran sus señas de identidad, pero por encima del alto voltaje erótico que se reflejaba en las portadas de sus vinilos y de títulos explícitos siempre destaca la voz.

Make love to me, 1957
You number, please, 1959
Around midnight, 1959
Nice girls don't stay for breakfast, 1967
 

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/yW1CD-eudgc" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La extensa obra de Julie London significa el triunfo del talento interpretativo sobre los recursos naturales.

Grabó una treintena de maravillosos discos siempre para el mismo sello: Liberty. Entre ellos destaca el LP About The Blues (1957) en donde Julie asimila el ritmo de los 12 compases al formato de las torch songs y es producida por su enamorado Bobby Troup. Por cierto, otro gran cantante cool a descubrir. Este LP tiene el toque de Russ García, arreglista y director de orquesta poco conocido, que bascula entre el sonido de las Big Bands de Count Basie (Blues In The Night) y las bandas sonoras de cine negro (Get Set For The Blues), lo que sublima el equilibrio entre standards pasados (I Gotta Right To Sing The Blues o Invitation to the Blues) y futuros clásicos como el ya citado Cry Me A River.

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/3p3xfyh1q1g" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Julie is her name.

No hay que olvidar que Julie siempre estuvo rodeada de los mejores músicos y los mejores compositores: Barney Kessel, Ray Leatherwood, Andre Previn.

Uno de mis favoritos de estos vinilos gloriosos de Julie London es el Around Midnight (1960) con los arreglos de Dick Reynolds. Nocturnidad y alevosía. Julie consigue con su voz que uno desee que la noche dure para siempre. Su fraseo invita a la intimidad. Dry martinis y una hoguera crepitando... Buena compañía y seguridad... ¿Tal vez peligro? Una dalia blanca en la cama y el resto no importa.

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/ifF-hWCoIpc" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>


Julie London 1926-2000
 

Otros discos de Julie:

Lonely girl
Julie
London by night
Sing me an old song
Julie at home
The best of julie
Sophisticated girl
Calendar girl
All through the night
Sophisticated lady

***
Javier Morales i García
(Tenerife, España) es editor del fanzine Ecos de Sociedad, la publicación mod más longeva en Europa. Desde inicios de los 80, escribe, reseña y edita; hoy, Ecos puede leerse en ecos-de-sociedad.blogspot.com.es. Es obseso de la música y el cine.

[Ir a la portada de Tachas 215]

Comentarios