Es lo Cotidiano

El lado vacío de un martes

Diana Alejandra Aboytes

El lado vacío de un martes

Supongamos que desaparece aquel mes, el pasado fin de semana, este martes y tú, con todo lo que vivimos.

Son las malditas 3:00 de la mañana en la mitad de un reloj que pende del tiempo.

Es muy difícil conciliar el sueño después de habértelo ofrecido a ti.

A veces quiero llamarte para pedirte que me lo devuelvas pero perdí la mitad de las teclas.

Es que sin ti me sobran los 5 minutos de más cuando apago el despertador.

Me sobra la mitad de la cama, del sofá…

Sólo me pregunto si a ti también te sobrarán las mitades o ya las ocupaste con una chica que se parece a mí.

[Ir a la portada de Tachas 220]

Comentarios