Buscar
13:11h. Sábado, 23 de Septiembre de 2017

Once veinticinco

Leonardo Biente

Le dije a Elisa que la amaba
cuando subíamos las escaleras del edificio.
Subíamos las escaleras del edificio
porque yo odiaba usar el elevador.
Odiaba utilizar el elevador
porque mi claustrofobia aumentó aquel día en que
se atoró entre el piso tres y el cuatro;
yo vivía en el cinco.
Yo vivía en el cinco y ella en el seis
y nos veíamos todos los días.
Nos veíamos todos los días porque así lo queríamos,
porque nos hacíamos buena compañía
y nos entendíamos como nadie.

Nos entendíamos como nadie, o eso creía yo.

***
Leonardo Biente
es escritor y poeta. También es empleado de día.

[Ir a la portada de Tachas 222]