Buscar
13:11h. Sábado, 23 de Septiembre de 2017

Baby Face Willette [III/III]

Javier Morales i García

Baby Face Willette
Baby Face Willette

Las notas originales de los discos de Baby Face Willette en Blue Note fueron escritas por Joseph Goldberg y Robert Levin, citando al crítico y escritor británico Francis Newton; en las reediciones Robert Blumenthal aclara algunos datos y especula con otros. Ese misterio y esas especulaciones son lo único que nos queda, aunque estoy seguro de que Willette está en el recuerdo de un montón de músicos y audiencias que compartieron noches de club y escenarios con él.

Una discografía en long-play

Face to face, 1961, Blue Note
Stop and listen, 1961, Blue Note
Mo’ ricj, 1964, Argo
Behind the 8-ball, 1964

Y:

Here ‘Tis de Lou Donaldson, 1961, Blue Note
Grant green’s first stand de Grant Green, 1961

Standards

Más que simplificar los clásicos, Willette se divertía con ellos dándoles su sello y haciendo algo diferente a lo que se había hecho o se iba a hacer con ellos. Willete aceleraba los tempos, jazz con blues y con un swing tremendo, cambiando acordes y ritmos. Trabajando en el teclado con las dos manos, una con los solos y otra en los acompañamientos que son más que eso, como una presencia continua en los apuntes y unos arreglos con visión de futuro. Citando a los clásicos y éxitos del momento pero renovando, así son sus versiones de los standards de toda la vida y los nuevos. "At Last" es una maravillosa obra maestra siempre fresca, en "Cool Blues" de Charlie Parker, uno de sus ídolos y espejos, su solo llega al final y es otra victoria absoluta; "Willow Weep For Me" huele a club nocturno o su solo en "Lullaby Of The Leaves", de una certeza afilada como una navaja... Qué lujo tocar con este tipo que inventaba cada vez que tocaba, haciendo algo importante.

Le notas disfrutar en los standards y en los tradicionales que se convierten en maravillosas piezas de baile y regocijo... "St.James Infirmary" y su versión de "Just A Closer Walk With Thee" son de mis favoritas y en el "A Foggy Day" del disco de Lou Donaldson, su solo, que llega después de haber hecho una pequeña introducción y del de Grant Green es arrollador, avasallador, brutal en la forma en que está rompiendo con la forma de tocar unas teclas, es decir, de tocar de toda la generación anterior a él...

En  el clásico "Misty" vuelve a acelerar el ritmo impuesto por el maestro Garner y se nota la influencia que tuvo Baby Face Willette en sus contemporáneos como Groove Holmes, dos años mayor que él y, oh, Dios, cómo me gusta Richard "Groove" Holmes. Más ejemplos de elegancia y de be bop en ciernes son sus versiones del "Amen" y del de "Whatever Lola Wants", con nuestras cabezas moviéndose al ritmo... Esos cambios de velocidad, el alucinante y constante uso de la mano izquierda, son parte de sus sellos y no muchos músicos de Jazz pueden decir que mejoran los clásicos. Baby Face Willete es uno de ellos.

Originales

Roosevelt James Willette escribió muchos originales, algo que llama la atención, pero también escribió para otros, muchas veces sin ser citado o usando un seudónimo. Había que ganarse la pasta de alguna manera, digo yo. Uno de los posibles seudónimos que utilizo fue el de Bernard Williams (?) y todos esos temas son ejemplos de ritmo y blues primigenio, como los dos que grabo para sellos históricos.

Las composiciones originales que salen en los discos bajo su nombre van, la mayoría de las veces, a toda velocidad y no hay apenas un momento de respiro. Hay datos curiosos y significativos como que Willette, en algunas de estos temas, hace al comienzo de alguno de sus solos una especie de cita a otras obras u otras melodías. Por ejemplo en su "Song Of The Universe" hay una cita al principio del tema a la banda sonora de la película Los Vikingos (1958) de Richard Fleischer, compuesta por el milanés Mario Nascimbene y, por cierto, una de mis películas favoritas de infancia; de alguna manera mágica me alegra que Willette la tuviera en la cabeza. "Something Strange" o "Face To Face" y también otro original como el "High And Low" parecen volver a citar a los clásicos del género con devoción pero sonando diferente y otras composiciones propias siguen la inspiración de los tradicionales como en el "Sinnin' Man" o el "Mo' Rock", ritmo y blues con el "Behind The 8 Wall", el jazz más futurista en "Unseen and Unknown" (¿...como Sun Ra?) o definitivamente la locura colectiva y el groove en "Zip Five", pero siempre, siempre con el Blues como en "Goin' Down".

Mientras que en "Swingin' At Sugar Ray’s" se respira el aire creativo de cualquier jam session, son riffs con olor a blues urbano e improvisación con algunos acordes.

"Jumpin' Jupiter" es como el origen de los instrumentales del sello Stax, una vez más a mil por hora, seguramente una de sus mayores señas de identidad: la Velocidad. En la vida, en la vida en la carretera, en cambiar de aires cada cierto tiempo, el cambio como método de supervivencia, pero siempre suave como la seda aunque casi espasmódico en su forma de expresarse.

Al final, para olvidar esta triste sensación de que Willette hubiera seguido haciendo música fantástica y que eso perdimos con su muerte tan joven, solo nos queda volver a sus discos.

Cara de Niño Willette,
Uno de Los Maestros

 

F I N

Un texto de La Vieja Ola.

***
Javier Morales i García
(Tenerife, España) es editor del fanzine Ecos de Sociedad, la publicación mod más longeva en Europa. Desde inicios de los 80, escribe, reseña y edita; hoy, Ecos puede leerse en ecos-de-sociedad.blogspot.com.es. Es obseso de la música y el cine.

[Ir a Baby Face Willette II]
[Ir a Baby Face Willette I]
[Ir a la portada de Tachas 223]