Buscar
18:45h. Lunes, 11 de Diciembre de 2017

Nocturno del marinero

Jesús Nieto

Era la noche un espeso mar de sombras,
manaban recuerdos, oscuros horizontes,
arrastraron las aguas galeras de raído velamen
pero se murmuraba en la proa tu llamado
y se atisbaba ya el haz del faro de tu puerto,
brazo de luz que tendías intuyendo ecos, mar adentro.

En medio de la noche izo mi bandera,
atraco en puerto y pido ser atado.
Recién habían tus playas superado un maremoto
y ya eran de vuelta perseguidas por mis hombres.

Palpo tiniebla manantial de sueño,
respiro la soledad y sus misterios,
habito el centro de tu puerto,
paseo mi temperamento sobre muelles,
bebo miradas
                                    y a tientas bailo.

–Compárteme tu fuego, haz nocturno.
Deja brillar mi cabellera,
ilumina mi camino,
quema mis naves:
te exhorto.

***
Jesús Nieto
es originario de Salamanca, Guanajuato. Estudió sociología en la UNAM, el diplomado en Creación Literaria en la SOGEM y es doctor en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Universidad Autónoma de Barcelona. Se dedica a la docencia, la investigación y la escritura.

[Ir a la portada de Tachas 226]