Buscar
01:39h. Viernes, 20 de Abril de 2018

La Familia [I]

Javier Morales i García

Charles Manson
Charles Manson

Charles Manson no es ni mucho menos una desviación
monstruosa de la experiencia hippie, sino su desenlace lógico.
Las Partículas Elementales
, Michel Houllebecq

Intro

La idea (u obsesión) de hacer este artículo lleva rondando la redacción del Ecos de Sociedad durante años y años. Hace unos cuantos, ya hubo una primera aproximación que fue enviada al fanzine amigo y hermano Otoño Cheyene... pero la atracción, la maldición o lo que sea, sigue ahí. Ya es mucho tiempo recopilando información. Datos y más datos de todo tipo. No es fácil. Es un tema tan escabroso como apasionante y siempre sorprendente.

Leer los sumarios del juicio de Charles Manson y su "Familia" es como destapar La caja de Pandora. ¿Desde qué punto de vista tomar toda esta historia? Estos personajes entran en la mitología del rock y del pop por la puerta falsa, y es como el lado perverso del Verano del Amor.

La Familia

Siempre habrá alguien que se aproveche de los buenos sentimientos de la gente. Manson se aprovechó del Rock y de los Niños de las Flores, y fueron los asesinatos los que lo pusieron en los libros de historia. Nada más. Sólo una página triste más. No hay nada qué mitificar sobre un loco. Todas sus ideas se pueden enterrar en un hoyo muy profundo.

Hay una imagen que tengo clavada en la mente: Charles Manson, como un zombi, y una esvástica tatuada en el entrecejo mientras decía incoherencias en un juicio de apelación para la petición de la libertad condicional. Era penoso, casi como un signo de los tiempos. No hay engaño posible: Manson no es ejemplo de nada. Ni hombre del año ni mito viviente. Los hechos hablan por sí solos... Nunca hubo nada bello en la muerte, Charlie.

Decía Vaclav Havel en 1990:

No creo que ciertos valores e ideales de los años 60 hayan sido desacreditados como ilusiones vanas y errores; hay cosas que nunca se pueden cuestionar, ni por el tiempo ni por la historia... Sólo creo que, de alguna manera, hoy todo es más difícil y más arduo, que hay que pagar un precio más elevado por las cosas y que el sueño de una vida más libre y más significativa ya no consiste en escapar de mamá, por así decirlo, sino en una confrontación cotidiana y nada sentimental con los poderes oscuros de una nueva era.

¿Te acuerdas del año 1969? El Año Erótico, el año en que murieron Brian JonesRocky Marciano, y Boris 'La Momia' Karloff.

John y Yoko se quedaban en la cama y en los cines se estrenaba una de mis películas favoritas de toda la vida, Butch Cassidy and The Sundance Kid, de George Roy Hill.

1969 fue el año en que el segundo LP de Jethro TullStand Up, arrasaba en Inglaterra, y allá arriba en la luna Neil Armstrong daba unos pasos de baile.

“1969”, como una canción de The Stooges.

Cada uno de nosotros tiene unos recuerdos diferentes de los de los demás, como esas fotos familiares que volvemos a ver y nos traen instantes, frases, lágrimas y pensamientos de tiempos pasados.

1969 fue el año de los asesinatos cometidos en California por la Familia Manson. Los historiadores señalan ese verano como el fin de la cultura hippie y el Flower Power tal como empezó, y el comienzo de unas décadas más oscuras en todos los sentidos: los 70, los 80 y los 90.

Estos asesinatos hablaban de que en la década llamada Prodigiosa hubo un lado horrible, y todos quisimos saber los cómo y los por qué, hasta el mínimo detalle.

El asesinato parece poseer una irresistible fuerza magnética que atrae a la gente y la enreda para su sorpresa y, de vez en cuando, para su horror.

Ésta es una historia de extrañas coincidencias, efectos mariposa y leyes de la sincronía. Un tiempo de conexiones ocultas y teorías de la conspiración. Todo esto asusta, como cuando vemos una imagen que hasta ahora sólo habíamos visto en sueños, como las pesadillas más malvadas, como las utopías.

La Era de Acuario era el proyecto utópico de la gente joven en los años 60. El cambio total. Ojalá... No más sociedades consumistas, ni poderosos ni ejércitos. Ningún hombre por encima de otro. No más represión ni guerras. Sustancias para el conocimiento interior. Ciencias ocultas y nuevas creencias. Amor libre y rock and roll.

¡Adiós a la era de Piscis! ¡Bienvenido Acuario! Adiós a la diosa Kali, según Philip K. Dick en Black Iron Prison, y bienvenidos J.R.R. Tolkien y sus elfos. Bienvenida la aldea global de Marshall McLuhan y sus nuevas tecnologías, aplicadas a los seres humanos y sus vidas.

No cabe duda: llegaba el momento ideal para las grandes sagas, los visionarios, las revoluciones, el idealismo, los soñadores, pero también los piratas económicos, los personajes secundarios y los ladrones del alma, los oportunistas y falsos profetas.

CONTINUARÁ

****

Javier Morales i García (Tenerife, España) es editor del fanzine Ecos de Sociedad, la publicación mod más longeva en Europa. Desde inicios de los 80, escribe, reseña y edita; hoy, Ecos puede leerse aquí. Es obseso de la música y el cine.

[Ir a la portada de Tachas 230]