Buscar
20:50h. Martes, 16 de Enero de 2018

De caleidoscopios y exo

Si todo ha de iniciar tan bien y alrevesado como la otra noche, a este Tachas 239 le da la gana iniciar con la primera parte del recuento de Fernando Cuevas sobre Los discos del 2017, Alma de mujer por siempre femenina, continuar con el homenaje de Esteban Cisneros para esos Locos de la música que hacen valer su ciudad, y cerrar la primera exhalación de este 2018 remitiendo a Leonardo Biente y Van Dyke Parks en la oficina de su padre.

José Luis Justes Amador inicia el año con una serie que, pretextando su condición de Fumadores, regalará fulminantes retratos de personajes significativos, empezando con T. S. Eliot.

Belinda de la Torre suscribe un relato en clave de Caleidoscopio.

Chema Rosas derrumba las indecisiones del lector en su contundente instructivo sobre Parálisis transitoria decisional.

Deneck Inzunza demuestra por qué El amor no puede entenderse sin el entrelazamiento cuántico y la singularidad espacio tiempo y/o viceversa.

Andrés Baldíos extiende un homenaje kubrickiano a Kubrick, Al maestro y más allá del infinito.

La poesía es hoy de Hadara Bar-Nadav –Café con el hombre sin rostro- y Javier Morales –Dos en la carretera

Y comenzamos.

[Ir a la portada de Tachas 239]