Es lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA

Guía de Lectura • ‘Arsenio Lupin, caballero ladrón’, de Maurice Leblanc • Jaime Panqueva

Jaime Panqueva

‘Arsenio Lupin, caballero ladrón’, de Maurice Leblanc
‘Arsenio Lupin, caballero ladrón’, de Maurice Leblanc
Guía de Lectura • ‘Arsenio Lupin, caballero ladrón’, de Maurice Leblanc • Jaime Panqueva

En 1905, Pierre Lafitte, editor del magazín mensual Je sais tout, encarga al escritor Maurice Leblanc, que ya por entonces se había forjado un nombre como novelista, la creación de un personaje inspirado en el Raffles de Ernest William Hornung y en las aventuras de Sherlock Holmes. El 15 de julio de dicho año se publica el relato L'Arrestation d'Arsène Lupin, el primer relato de una saga que devendría en una veintena de volúmenes con las aventuras de este ladrón de cuello blanco capaz de los más increíbles engaños. A este primer cuento siguieron varias historias publicadas a lo largo de 1906, que finalizan justo un año después con Sherlock Holmes llega demasiado tarde, Je sais tout, No. 18, 15 Julio de 1906, y que serían compiladas, como sucedió también con las aventuras del detective inglés, el 10 de junio de 1907, en un libro bajo el título Arsenio Lupin, caballero ladrón.

Curiosamente, este último relato de la colección tuvo un cambio de título, pues el mismísimo Arthur Conan Doyle se quejó por el uso de su detective sin su consentimiento en una historia que no lo dejaba muy bien parado, porque aunque se ratifican sus extraordinarias dotes deductivas desde el momento mismo en que se cruza con Lupin, éste último le roba su reloj sin que este se percate hasta el momento en que lo recibe de vuelta dentro de un paquete con su tarjeta de presentación. Así pues, el residente del 221b de Baker Street cambiaría su nombre por uno más fácilmente pronunciable para los francófonos: Herlock Sholmes.

El éxito de Lupin como el aventurero, ladrón y seductor justiciero que roba a los más villanos, se continuaría con una extensa saga que también saltaría a la gran pantalla. Netflix también ha puesto su grano de arena con la nueva serie protagonizada por Omar Sy, que si bien por su color de piel y complexión física hace poco creíble la capacidad del personaje original de pasar inadvertido gracias a su rostro genérico y habilidad para el maquillaje, cautiva al auditorio por su simpatía y lealtad absoluta a su familia y amigos. Incluso, algunos de los fans sueñan con una tercera temporada que incluya al inmortal detective de Doyle, a quien Leblanc admiraba de tal manera que a la muerte del británico le dedicó las siguiente palabras:

Conan Doyle tenía mucho [talento], del mejor y de lo más literario. Sabía elegir, componer, organizar, presentar la obra en un sentido, con las proporciones y una luz particular que le otorgaban todo su valor. Obedecía las misteriosas leyes de la armonía y la distribución. Cuando la idea de un crimen ha tomado forma en él, conoce el gran secreto que la pone en movimiento. Acelera o ralentiza el paso en el momento oportuno. Sabe plantarse o apresurarse. Se mueve, cautiva, inquieta, conmueve. Poseía las cualidades de un verdadero artista.

Antes del inicio anunciado de la tercera temporada, bien vale la pena entrar al mundo de Lupin a través de los relatos de Leblanc.

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com



[Ir a la portada de Tachas 420]

Comentarios