Buscar
23:51h. Domingo, 23 de Septiembre de 2018

Guía de lectura

Manual Antiminero de Centro ProDH

Jaime Panqueva

Zoot suits
Zoot suits

Durante los últimos 11 años, a través de concesiones mineras se ha extraído casi tres veces más oro de territorio mexicano que durante los tres siglos que duró el dominio colonial español. El 16% del territorio nacional, más de 30 millones de hectáreas, se encuentra concesionado a capitales privados. Entre el año 2000 y el 2013 se entregaron 31,000 títulos a 301 corporaciones mineras, de las cuales 14 eran mexicanas. 207 pertenecían al Canadá y 48 a los Estados Unidos. Mientras las multinacionales mineras extrajeron recursos por 552 millardos de pesos entre 2005 y 2010, sólo pagaron al México por derechos 6 millardos, poco más del 1%.

La minería choca de forma regular con las comunidades aledañas a las zonas de explotación, que se pueden ver afectadas por la destrucción de flora y fauna, o la contaminación de fuentes de agua con metales pesados o sustancias como el cianuro o ácidos empleados en la extracción o refinación. Los casos son numerosos y por lo general, como muchas noticias ligadas a nuestro medio ambiente, muy rara vez aparecen en las primeras planas de los medios de comunicación.

La recomendación de esta semana es una publicación del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez AC, que sensibiliza sobre los efectos negativos de la minería y las estrategias de muchas compañías para desorientar o evadir sus responsabilidades con los habitantes de las localidades donde realizan la explotación. Los datos duros con que inicié este espacio provienen de este manual, que enseña con un lenguaje muy claro, desde la manera en que se extraen los minerales hasta realización de acciones legales en contra de la sobreexplotación o daños contra comunidades y propiedades ejidales. Se distribuye de forma gratuita y se apoya en experiencias de defensa comunitaria en comunidades de diferentes estados de México y América Latina. Para mayor información puede consultarse en la página web.

Por estas fechas de renegociación del TLCAN, sorprende que no se mencione el tema de la minería, del cual sacan gran ventaja nuestros vecinos del norte. También que se soslaye que una parte importante de violencia armada en México, en estados como Guerrero, están ligados a la explotación de recursos mineros, en particular con multinacionales canadienses. Lo cual me lleva a otro libro del periodista Francisco Cruz, La guerra que nos ocultan (Temas de hoy, 2016). Pero esa será otra historia.

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com

[Ir a la portada de Tachas 252]