jueves. 19.05.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

IR DE MUSEOS

Vaticano, de San Pedro a Francisco en el Antiguo Colegio de San Ildefonso

Gabriela Mosqueda

Gabriela Mosqueda - Vaticano, de San Pedro a Francisco
Gabriela Mosqueda - Vaticano, de San Pedro a Francisco
Vaticano, de San Pedro a Francisco en el Antiguo Colegio de San Ildefonso

A lo largo de sus muchos siglos de existencia, el Estado Vaticano ha tenido la posibilidad de adquirir y encargar una gran cantidad de valiosas obras que con el paso del tiempo han conformado una de las más importantes colecciones de arte del mundo, y si bien la temática de las creaciones pictóricas, escultóricas o arquitectónicas (entre muchas otras) tiene un eminente cariz religioso católico, su valor y su calidad son indudables, además de que cuenta con la participación de muchos de los grandes nombres del arte universal. El Vaticano y sus colecciones son uno de los sitios de mayor afluencia turística en el mundo.

México ha sido desde la época novohispana un país mayormente católico, pero las relaciones diplomáticas de nuestro gobierno con la Santa Sede se rompieron desde 1859, con la declaratoria de nacionalización de los bienes de la Iglesia por Benito Juárez. Esta relación se restablecería a medias durante el gobierno de Porfirio Díaz a principios del siglo XX, pero nunca oficialmente sino hasta 1992, cuando Carlos Salinas de Gortari restauró las relaciones diplomáticas de manera formal y rehabilitó los derechos civiles de todas las iglesias en México. Desde entonces han pasado 25 años y para celebrar este aniversario es que la UNAM, la Secretaría de Cultura y el Gobierno de la Ciudad de México, presentan en el Antiguo Colegio de San Ildefonso la exposición actual que lleva por título “Vaticano, de San Pedro a Francisco”, una muestra de más de 180 piezas provenientes de las colecciones vaticanas, de la que se mencionan unos cuantos nombres impresionantes por todos lados: Bernini, Rafael Sanzio, Tiziano Vecellio…

La exposición es ciertamente amplia, pero al abordar una temática única, la historia del Vaticano a través de su iconografía, se vuelve repetitiva y un tanto cansada. Recibe una gran cantidad de visitantes, casi todos ellos adultos mayores, que son tratados por los guías (voluntarios) como si estuvieran en una sesión de catequesis, y aunque cuenta con muchas obras de un verdadero valor, se vuelve difícil distinguirlas dentro de la multitud de obras de épocas y estilos diversos.

Gracias a un patrocinio de Grupo Banorte, la entrada a la muestra es gratuita, previa reservación vía internet.  Acompaña a la muestra un amplio y bien pensado programa de actividades paralelas que incluye talleres, una muestra de cine, noches de museos, conciertos y conferencias académicas. De todo ello sugiero que se tome provecho porque la exposición, aunque buena, está enfocada a los visitantes que tengan en alta estima a la institución vaticana.

 

VATICANO, DE SAN PEDRO A FRANCISCO
20 junio – 28 octubre 2018
Justo Sierra 16
Centro Histórico
Ciudad de México.

.

.

.

***
Gabriela Mosqueda
(León, Guanajuato, 1986) es licenciada en Comunicación por la Universidad Iberoamericana León con Maestría en Museología y Gestión de Exposiciones por el Instituto Superior de Arte de Madrid, España. Ha colaborado en museos estatales y federales, galerías y colecciones privadas, así como publicaciones de arte, diseño y cultura en Guanajuato y la Ciudad de México, donde actualmente vive y trabaja.

[Ir a la portada de Tachas 276]

Comentarios