Es Lo Cotidiano

Videodrome [XI]

Javier Morales i García

alfred-cheney-johnston-ziegfeld-girl-margaret-horan-in-front-of-a-poster-for-wilderness-of-youth-1922
Ziegfield Girl
Videodrome [XI]

Febrero de 2008

Hace unos meses tiré a la basura toda mi colección de películas en cintas de video.

Hacía ya años que no tenía un video que funcionaba, pero de esa manera romántica seguía guardando las cintas en casa. No sé, tal vez, algún día, las nuevas tecnologías me brindasen la oportunidad de pasarlas a CD, pero por otro lado una mezcla de pereza y odio a las nuevas formas me decía que no. Aquello no hubiera sido un final justo para mis películas en cintas de video... Así que, un buen día, reuní las fuerzas, las ganas y el tiempo suficiente, y estuve varias tardes metiendo las cintas en bolsas negras de basura y embalándolas lo mejor que pude.

Resistiéndome a que esos geniales artefactos pasaran a la historia del todo, apunté los títulos de la Colección de La Vieja Ola de Películas en Versión Original (como tiene que ser) en una libreta pequeña... y pensé: "de aquí sale algo". Lo que salió es este invento llamado VIDEODROME... En sucesivas partes, iré escribiendo algún detalle de cada película que tenía grabada en esas cintas de video que acabaron en la basura. Sin duda, ya forman parte de mi vida y, a pesar del hecho en sí, nunca las voy a olvidar... Cinéfilos y Mitómanos.

The Maltese Falcon (1941) de John Huston

–Esto pesa... ¿Qué es?

–El material con el que están hechos los sueños.

En 1539, los Caballeros Templarios de Malta pagaron un tributo al rey español Carlos V. Este tributo era un halcón de oro que tenía todo tipo de piedras preciosas y joyas incrustadas de arriba a abajo. El halcón fue enviado en un barco que fue asaltado por los piratas y, desde entonces, su paradero es un misterio. El McGuffin perfecto.

La primera película de John Huston es la novela de Dashiell Hammett página a página, pero puesta en imágenes... ¿Para qué más? Unos cuantos asesinatos, unos personajes muy buenos o muy malos y la avaricia del ser humano. La búsqueda de un tesoro a través del tiempo y lo que les pasa a los que están inmersos en esa búsqueda.

Cine Negro en estado puro. Cine del que puedes ver una y otra vez.

Muchos la consideran el primer ejemplo claro de Film Noir.

Es el típico título del que esta dicho todo, así que solo vale recomendar su visión y su revisión. Así, te das cuenta de cómo sale la ciudad de San Francisco, de la bruma, del misterio de los ojos de Mary Astor, del pájaro negro durante el rodaje se le cayó a Bogart, del olor a gardenias de Peter Lorre, de Mister Greenstreet, de la elegancia de el coreógrafo Jerome Cowan...

La frase, la famosa frase fue incluida en el guion por idea de Humphrey Bogart y esta extraída de La Tempestad de William Shakespeare: "Somos del mismo material del que están hechos los sueños y nuestra pequeña vida es solo sueño."

Pues eso: la película es como un sueño... Un mal sueño.

Ziegfield Girl (1941) de Robert Z. Leonard y Busby Berkeley

Adoro estas películas. Adoro las mujeres que salen en este tipo de películas. No dejan de ser un problema estos amores platónicos, porque estas mujeres ya no existen... Tal vez nunca existieron y solo fueron una creación del Star System Hollywoodiense... Tal vez sí que existen y, si tienes suerte, las ves pasar por la calle y te lanzan una mirada llena de glamour, si es que este sigue existiendo.

En la década de los Años 20 las Ziegfield Follies eran los espectáculos más importantes de Broadway y todo el que quería ser algo en el mundo del espectáculo soñaba con estar allí. Era el camino al éxito, a la fama, al dinero y las tentaciones...

¿De qué me suena todo esto? No hay nada nuevo bajo el sol, que dirían los clásicos.

Lana Turner, Judy Garland y Hedy Lamarr son las tres chicas que en diferentes circunstancias entran a este mundo. Son también tres caminos que les llevaran a distintos destinos. Ya se sabe que no todas estas historias acaban bien.

Mi favorita siempre fue Lana Turner. Es inevitable porque su historia es la historia de Hollywood en sí misma. Ella es la chica del ascensor.

Judy Garland es Hollywood y Broadway y el Vodevil... Y la exuberantemente bella Hedy Lamarr es el Cine Europeo trasplantado al Sueño de California... que pasaba por allí por casualidad.

Más de 60 años después la película me sigue pareciendo tan moderna como encantadoramente cursi... con ese guion de mujeres escrito por tres mujeres: Marguerite Roberts (que después estaría en las malditas listas negras del Senador McCarthy), Sonya Levien (siempre fiel a la Metro) y la gran periodista Annalee Whitmore que se acabó suicidando en 1942.

Durante toda la película planean unas canciones maravillosas que me dan la sensación de que han sonado en otras decenas de películas: "You Never Looked So Beautiful", “Minnie From Trinidad", "I'm Always Chasing Rainbows"(deliciosa y muy de La Vieja Ola), "You Stepped Out of a Dream", "Whispering", "Caribbean Love Song", "Ziegfield Girls", "You Gotta Pull Strings"... Todos grandes clásicos de los Musicales de Broadway y que casi contaban más la historia de las chicas de Ziegfield que la historia en sí misma.

Una produccion de La Metro en todos los sentidos y con un reparto lleno de estrellas... James Stewart, Tony Martin, Jackie Cooper, Dan Bailey, Edward Everett Horton (¡qué grande!), Eve Arden, Phillip Dorn y una lista interminable.

El significado de La Vieja Ola se esconde en títulos como éste.



 

***

Javier Morales i García (Tenerife, España) es editor del fanzine Ecos de Sociedad, la publicación mod más longeva en Europa. Desde inicios de los 80, escribe, reseña y edita; hoy, Ecos puede leerse en ecos-de-sociedad.blogspot.com.es. Es obseso de la música y el cine.

[Ir a la portada de Tachas 285]

Comentarios