Es Lo Cotidiano

Videodrome [XIII]

Javier Morales i García

The Rising of the Moon
The Rising of the Moon (1957) John Ford
Videodrome [XIII]

Febrero de 2008

Hace unos meses tiré a la basura toda mi colección de películas en cintas de video.

Hacía ya años que no tenía un video que funcionaba, pero de esa manera romántica seguía guardando las cintas en casa. No sé, tal vez, algún día, las nuevas tecnologías me brindasen la oportunidad de pasarlas a CD, pero por otro lado una mezcla de pereza y odio a las nuevas formas me decía que no. Aquello no hubiera sido un final justo para mis películas en cintas de video... Así que, un buen día, reuní las fuerzas, las ganas y el tiempo suficiente, y estuve varias tardes metiendo las cintas en bolsas negras de basura y embalándolas lo mejor que pude.

Resistiéndome a que esos geniales artefactos pasaran a la historia del todo, apunté los títulos de la Colección de La Vieja Ola de Películas en Versión Original (como tiene que ser) en una libreta pequeña... y pensé: "de aquí sale algo". Lo que salió es este invento llamado VIDEODROME... En sucesivas partes, iré escribiendo algún detalle de cada película que tenía grabada en esas cintas de video que acabaron en la basura. Sin duda, ya forman parte de mi vida y, a pesar del hecho en sí, nunca las voy a olvidar... Cinéfilos y Mitómanos....

 

Battle Cry (1955) de Raoul Walsh

El Cine Bélico no es de mis favoritos y eso que ha dado grandes clásicos, ya sea del patriotismo más exacerbado o del realismo puro y duro. Aquí tenemos una mezcla perfecta hecha por uno de los grandes maestros: Walsh, uno de los 5 tuertos de Hollywood. Unos gramitos de culebrón, unos gramitos de acción; algo para todos los públicos, vamos. Las mil y una historias de los hombres y las mujeres que se vieron inmersos en la Segunda Guerra Mundial.

Basada en una novela de Leon Uris y con el guion del mismísimo escritor, la película salió en España con el bonito título de Más allá de las lágrimas y con un maravilloso reparto de buenos actores, en donde destaca uno de mis favoritos, Van Heflin, y también ese tipo genial llamado James Whitmore, o el granítico Aldo Ray, el siempre malvado Raymond Massey, el rubio Tab Hunter o Perry Lopez como el "Spanish Joe". En el lado femenino están Mona Freeman, Nancy Olson o Anne Francis.

Película arquetípica y clásica en todos los sentidos, no es una obra maestra, pero se deja ver agradablemente y con emoción. En el fondo, la guerra es la guerra... y una película es una película. Realidad Versus Ficción.

The Rising of the Moon (1957) de John Ford

En la primavera de 1956, Ford fue a Irlanda a dirigir una película antológica llamada 

Three Leaves of The Shamrock, que más tarde se llamaría The Rising of The Moon. Ford llevaba trabajando en este proyecto desde 1954 y en septiembre de aquel año escribió a Katharine Hepburn, quien estaba en Venecia rodando Summertime (Locuras de Verano) con David Lean, ofreciéndole un papel en la película, aunque con algunas advertencias: "No podemos ofrecerte un gran sueldo, Kate (…) La compañía no tiene pasta (…) Yo lo estoy haciendo gratis." Ford consiguió colocar una cierta nota de sensiblería al escribirle: "Si tienes una semana o diez días libres, me encantaría, ya que mis días están llegando a su fin y me gustaría dirigirte de nuevo".

Al final, Hepburn decidió no formar parte de la película, pero para entonces Ford ya había conseguido a Tyrone Power.

Esta es una de las películas menos conocidas de John Ford, el Maestro, pero es una de las favoritas de la Vieja Ola, ya que es una especie de extraño apéndice cinematográfico de El Hombre Tranquilo.

Ford quería filmar en Irlanda, eso es todo.

La película está dividida en tres partes que no tienen nada que ver una con la otra, aunque con el nexo de unión de Irlanda y los irlandeses.

Ford quiso hablar de la realidad irlandesa, pero al final le salió una especie de sueño ameno y divertido, y con unas gotas de amargura típicamente irlandesa, por otro lado. Son tres historias que tratan de presentar una cierta concepción de su país.

El primer capítulo nos presenta a un anciano orgulloso que prefiere ir a la cárcel por destilar whisky en un monumento histórico antes que rebajarse ante un vecino indigno. El segundo narra las incidencias de una parada de tren en una estación y el tercero narra la fuga consentida del rebelde patriota Sean Curran del Castillo de Dublín en las vísperas de su ejecución.

La primera historia es sólida y está construida de una manera genial, la segunda historia es divertidísima -aún se oyen las risas en el set de rodaje- y la tercera está llena de realismo mágico en sus implicaciones y personajes.

Lo curioso es que cada una de las historias es diferente en todos los sentidos del estilo y de las texturas. Sus títulos originales serian: "The Majesty of The Law", "A Minute's Wait" y "1921".

El coste total de La salida de la luna fue de 256,000 dólares. Ford hizo de las suyas engañando a el guionista Frank Nugent para que escribiera el guion por solo 1,000 dólares y la Warner Brothers estrenó la película solo de forma simbólica.

Acabó recaudando mundialmente 48,000 dólares y se convirtió sin duda en el título de un gran director que menos dinero haya recaudado nunca.

Lo cierto es que es una película deliciosa y que Ford, durante los 30 y pocos días que duro el rodaje, fue un hombre feliz... La misma felicidad que se obtiene al ver esta película.




***
Javier Morales i García
(Tenerife, España) es editor del fanzine Ecos de Sociedad, la publicación mod más longeva en Europa. Desde inicios de los 80, escribe, reseña y edita; hoy, Ecos puede leerse aquí. Es obseso de la música y el cine.

[Ir a la portada de Tachas 287]

Comentarios