Es Lo Cotidiano

Videodrome [XV]

Javier Morales i García

Clipboard02
Videodrome [XV]
Videodrome [XV]

Febrero de 2008

Hace unos meses tiré a la basura toda mi colección de películas en cintas de video.

Hacía ya años que no tenía un video que funcionaba, pero de esa manera romántica seguía guardando las cintas en casa. No sé, tal vez, algún día, las nuevas tecnologías me brindasen la oportunidad de pasarlas a CD, pero por otro lado una mezcla de pereza y odio a las nuevas formas me decía que no. Aquello no hubiera sido un final justo para mis películas en cintas de video... Así que, un buen día, reuní las fuerzas, las ganas y el tiempo suficiente, y estuve varias tardes metiendo las cintas en bolsas negras de basura y embalándolas lo mejor que pude.

Resistiéndome a que esos geniales artefactos pasaran a la historia del todo, apunté los títulos de la Colección de La Vieja Ola de Películas en Versión Original (como tiene que ser) en una libreta pequeña... y pensé: "de aquí sale algo". Lo que salió es este invento llamado VIDEODROME... En sucesivas partes, iré escribiendo algún detalle de cada película que tenía grabada en esas cintas de video que acabaron en la basura. Sin duda, ya forman parte de mi vida y, a pesar del hecho en sí, nunca las voy a olvidar... Cinéfilos y Mitómanos...

Mr. Roberts (1955) de John Ford y Mervyn LeRoy

El teniente de navío Roberts quiere participar en la guerra, pero su destino en un barco de la retaguardia se lo impide. La inactividad y un veterano capitán lleno de extrañezas que lo convierten en una especie de dictador, tienen revolucionada a toda la tripulación, que se ponen de parte de Roberts. Esta es la trama de esta película que tiene un reparto maravilloso: Henry Fonda, James Cagney, William Powell, Jack Lemon, Betsy Palmer, Phil y Harry Carey, Ken Curtis, Perry Lopez...

Ford es el responsable del rodaje de exteriores, con sus ya famosas caracterizaciones lumínicas, mezcladas con los acontecimientos de las imágenes que estamos viendo: pleno sol brillante para el espionaje con catalejo de los marineros a las enfermeras, atardecer rojizo para la noticia de la muerte de uno de los protagonistas y un amanecer frío y gélido, casi neutro para el comienzo de la película.

Ford y Fonda tuvieron una gran pelea durante el rodaje, lo que hizo que Ford perdiera totalmente el interés en la misma y que los estudios llamaran a Le Roy. Ford, irlandés que nunca olvidaba, no volvió a trabajar con Fonda nunca más, aunque él decía que seguía siendo su amigo. Enfermo y cansado, Ford dejó la película a medias.

Así que este es un título con todo tipo de mezclas artísticas y sentimentales…

Cómo no, Jack Lemmon en su papel de "Pulver" (o lo que es lo mismo, el típico conseguidor de todo tipo de cosas dentro de la Marina Norteamericana) es casi lo mejor de la película... Ya que, sin duda, es James Cagney, el actor que mejor ha dado un puñetazo en la gran pantalla, el que se lleva todos los honores en el papel de capitán loco, cuasi enamorado de una palmera. Comedia, drama, patriotismo incomprensible.

Seven Brides for Seven Brothers (1954) de Stanley Donen

Una de las películas de mi vida, sin duda. Una de mis películas favoritas y uno de los grandes musicales de la historia de los musicales modernos. Banda Sonora fantástica de Gene De Paul y letras de ese genio llamado Johnny Mercer, así como los arreglos de Saul Chaplin y Conrad Salinger.

Fue al escuchar esta música maravillosa cuando el coreógrafo Michael Kidd, que acababa de triunfar en Broadway, se decidió a participar en ella con la ayuda de su amigo Alex Romero. Los bailes que diseñaron forman parte de mi imaginación desde entonces. Historia y danza se unen en una perfección tremenda... y mi número favorito sería ese "Lonesome Polecat", con las hachas marcando el ritmo en una especie de Folk primitivo y Blues Blanco. Por un momento, se quiso utilizar como banda sonora de la película, todas esas canciones tradicionales que Harry Smith encontró para el Smithsonian Institute, pero el estudio no estaba dispuesto a gastarse tanto dinero. Es más, la Metro Goldwyn Mayer siempre pensó que esta iba a ser una película de Serie B, y la producción así lo denota. Poco a poco vieron que tenían entre las manos uno de esos clásicos que uno vuelve a ver una y otra vez, y vuelve a esbozar una sonrisa, incluso suelta alguna carcajada que otra y lo que es mas increíble, te dan ganas de ponerte a bailar de una manera desenfrenada.

La Metro siempre confió mucho más en Brigadoon... pero es que Siete Novias para Siete Hermanos es una de esas películas que deberíamos de ver todos los años... Color, bailes, seres humanos mezclándose de una manera ingenua y saludable.




 

***
Javier Morales i García
(Tenerife, España) es editor del fanzine Ecos de Sociedad, la publicación mod más longeva en Europa. Desde inicios de los 80, escribe, reseña y edita; hoy, Ecos puede leerse en ecos-de-sociedad.blogspot.com.es. Es obseso de la música y el cine.

[Ir a la portada de Tachas 289]

Comentarios