Es lo Cotidiano

CUENTO

Corte y Coma

Coatl S.
corte y coma, Coatl S.
corte y coma, Coatl S.

Primero comenzó con las películas. Con las viejas, ya sabes, 1995, 97. Noté un cambio de color. Después la luz. Más adelante, la voz de los actores y sus gestos. Era consciente de la edición, de cada cambio, cuánto tiempo había pasado. Me gustó. Soy un espectador consciente.

La mira fijamente a los ojos, le dice que la ama. Se acerca hacia ella, vemos en primer plano a los enamorados y de inmediato ella lo empuja. La vemos de frente. Ella es hermosa. Una atmósfera color sepialosrodea.¡Idiotas! Elcolorerablanco,nosepia.Blanco.Unfarol daluzblanca.Nodeboenojarme, no debo enojarme. Debo de seguir viendo la película. Una película mal hecha, con cortes.

Muestra de trabajo. Carlos Miguel Sandoval Roldán.

Debí quedarme dormido viendo la película. ¿Qué hora es? 7:30. Maldita sea.

¡Stanley! Es tardísimo. Grandísimo idiota, murmura Stanley mientras sale de la oficina de su jefe. «Tardísimo», dice el idiota, «tardísimo» le llegan las ideas al gordo y «tardísimo» me pagan. Eso sí es «tardísimo» . Prende la computadora, busca en sus papeles. Toma un folder verde. Sigue el trabajo de ayer.

Buenos días, Stanley. Segundo día laboral. Stanley suspira, le asegura a su colega que será un buen día si por fin le llega el cheque de la comisión pasada. Toma el folder azul con el trabajo pendiente.

Era verde. Mi folder era verde. Abro el sobre. Observo el trabajo de ayer. ¿Cambié el color? ¿Alguien se metió con mis cosas? No es la primera vez que pasa. En cuanto sospecho de la gente a mi alrededor la luz baja un poco. Mil sombras anuncian la sospecha. Hay una atmósfera rara. Tranquilo, respira. Saco mis gotas y me tomó dos. Eso es. Ya estoy más tranquilo. No más sospecha. Veo mejor. La luz y una brisa fresca entran por la ventana. Era un ataque de pánico. Tengo todo controlado.

El audio también cambia. ¡Es verdad! Una voz con eco nos indica que están en una gran galería, sólo ellos dos: la alumna, el profesor. Las luces atraviesan las ventanas del museo. Los tacones de ella retumban en todo el lugar. La tensión aumenta, los colores naranja, rojos del atardecer avivan la llama de los cuerpos que calientan el mármol. Escucho sus gemidos sin eco. Y quieren que no me enoje. Escucho el eco de los malditos tacones pero no puedo escuchar a los amantes gimiendo, gritando en todo el edificio, losgritossequedanenlagarganta,sinretumbarenlasparedes. Eldirectordecidióquelosgemidostenían que ser bajos, sin el eco de la galería, los cuerpos entre gemidos atrapados en el silencio.

Estúpido.

El agua hierve diferente. Mi madre dice que estoy loco. Mi médico dice que escucho bien y no encuentra explicación lógica. Pero juro que mi agua hierve diferente. Lo sé porque suena diferente. Todas las mañanas. Pongo el agua a hervir y unas mañanas la tetera suena tan agudo como una flauta en manos

Muestra de trabajo. Carlos Miguel Sandoval Roldán.

de un niño aprendiendo a tocarla y otras un poco más grave como suenan las locomotoras en las películas de los veintes. Es la misma tetera, creo.

El folder cambia de color. La tetera. La voz a veces tan perfecta en los teléfonos y a veces tan lejana. Estoy trabajando y de pronto estoy en cama. Vuelvo a sospechar. Tengo miedo. Estoy en una historia o una película organizada por puntos y cortes. No, no lo estoy. Busco mis gotas. No es un sueño. Tomo una gota. No es un sueño. Y si estoy separado. Viene otro corte, las luces se tornan rojas. Close up al frasco gotero. Otra gota. Otra gota. Otra gota. Otra. Ya estoy mejor. Estoy en el trabajo. La luz del atardecer cambia de roja a naranja. No dormí bien. Es el estrés. Voy a tomar agua. Tengo que descansar. ¿Donde dejé mi folder azul? Digo, ¿verde?

[Pausa]

[Guardar sesión]

[Nombre:|S.K.20.drm]

[Guardar en:|Pacientes/comaactivo/sala01/743]

[¿Mantener coma?] [si] [no] [Aceptar] [Cancelar]

Abrir notas de voz.

Paciente 743 sin cambios en corteza cerebral, paciente inconsciente, en coma asistido.

Presenta campos pulmonares claros, buena coloración e hidratación de piel y tegumentos, signos vitales constantes.

 

Adaptación de la Fabulosa Maquina Oral

 

La canción de este cuento

 

 

Primera temporada de la Fabulosa Máquina Oral

 

 





***
Coatl S. Médico de profesión, se desarrolla como escritor de cuentos en géneros como ciencia ficción y fantástico. Fue acreedor a la mención honorífica por el cuento Mea Culpa, en el concurso de ciencia ficción Las Cuatro Esquinas del Universo, organizado por el Instituto de Astronomía de la UNAM en el 2015. Fue becario PECDA 2016. También se ha desarrollado como promotor cultural, colaborando en colectivos dedicados principalmente al fomento de la lectura y escritura. Es director de La Fabulosa Máquina Oral  y coordinador de becas y del concurso literario en el Festival Internacional de Escritores y Literatura en San Miguel de Allende.

[Ir a la portada de Tachas 320]

Comentarios