Es lo Cotidiano

CRÍTICA

The Matrix, veinte años después

Enrique Romero Guzmán

 

The Matrix, veinte años después
The Matrix, veinte años después
The Matrix, veinte años después

¿Has sentido que algo de tu vida va mal, que algo no encaja? ¿Cuándo comenzaste a cuestionar la realidad en la que vives?

Esta sensación y duda existencial son el primer paso para querer, o no, salir de “la matrix”.

Según Morfheus —personaje clave de la película que a continuación comentaremos-, el mundo que conocemos, “la matrix”, es una simulación neuro-interactiva creada por sueños computarizados, para controlar y convertir al ser humano en algún tipo de batería que alimenta máquinas controladas por Inteligencia Artificial.

Ante esta trama de acción, que sirve para fusionar ciencia y filosofía nos preguntamos lo siguiente:

¿Qué ha pasado en estos 20 años desde que The Matrix, escrita por los entonces hermanos Wachowsky —y ahora hermanas Wachowsky- fue presentada en las salas cinematográficas?

The Matrix es una película de culto que marcó una época y ha generado toda una filosofía cultural que va desde lo ético, filosófico, estético, mercadológico, audio-visual, y que nos ha llevado hasta dudas existenciales y referencias cotidianas e introducciones al uso de la lengua como: “esa persona sigue en la matrix”, “estamos en la matrix, “eso la matrix”.

A la fecha se han realizado programas de TV, cortometrajes, libros, cómics, programación en plataforma de video, películas y hasta cursos de auto ayuda o cursos guiados en los que se oferta: “Cómo salir de la Matrix” o “¿Es posible salir de la Matrix?

La introducción del concepto al imaginario colectivo incluso se ha utilizado para comparar fenómenos psicológicos como el “Déjà vú” con un “error en la matrix”.

El filme sigue más actual que nunca. Ahora que la Inteligencia Artificial (IA) está aquí, y que ya podemos verla en nuestras vidas, surgen preguntas: ¿Estamos despertando? ¿La IA tendrá mayor presencia? ¿Se empoderan las máquinas? ¿Podrían éstas salirse del control humano? ¿Están creando un mundo ilusorio dentro de otro mundo ilusorio? ¿Es el futuro de la evolución?

Estas y otras cuestiones de orden reflexivo surgieron a nivel global tras el estreno de la película que, con un guión fantástico y unos efectos especiales dignos de permanecer en el imaginario global, permean, permanecen y desarrollan una visión informática distópica de nuestra realidad, como lo hicieron “Un Mundo Feliz” de Aldous Huxley y “1984” de George Orwell.

The Matrix es un gran aporte que nos recuerda conceptos como el de “la caverna de Platón” o “māyā” (ilusión), proveniente del hinduismo, que invita a “rasgar el velo de Isis” para cuestionarnos lo que se nos presenta como realidad. Pocas obras literarias o cinematográficas lo logran con tal limpieza.

La pregunta, que ya fue formulada por Aristóteles, Descartes, Kant, Hume o Nietzsche sigue siendo: ¿Qué es real? ¿Puedes definir qué es real?





[Ir a la portada de Tachas 322]

Comentarios