Martes. 19.11.2019
El Tiempo
Es lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA

A cinco tintas – Autoras irapuatenses

Jaime Panqueva 
A cinco tintas – Autoras irapuatenses
A cinco tintas – Autoras irapuatenses
A cinco tintas – Autoras irapuatenses

A unos meses de haber llegado a Irapuato, en una pequeña feria del libro organizada en la plaza del artista en la primavera del 2013, tuve la fortuna de conocer a Paty Rosiles y María del Carmen Almanza, por entonces las escuché leer fragmentos de sus novelas cortas que recién había publicado Ediciones La Rana y que hablaban de episodios de pueblos de Guanajuato. Supe entonces del trabajo que adelantaba el taller de La Égida, conocí algunas de sus integrantes y también algunos de sus textos. Me dio mucho gusto reencontrar algunos de esos trabajos en este libro, así como atestiguar como a través de su perseverancia y trabajo han conjuntado en este ejemplar que se presentará el próximo miércoles, 2 de octubre, en la sala Rafael Cuen del Instituto Irapuato, a las 7:30pm.

A cinco tintas condensa el amor por la palabra y la diversidad en la expresión. Sus integrantes, aun conscientes de los riesgos, exploran formas y temas. Por ejemplo, María Cristina Salgado busca a través del poema libre en castellano o formas más exóticas como el haikú. En el campo narrativo resaltaré su cuento Pa’ todo mal, mezcal de muy bien logrado desarrollo y final contundente. No sorprende que al tratarse de un taller compuesto por integrantes mujeres, se encuentre presente el tema de las relaciones familiares y en algunos casos la soledad, como en los relatos de Roxana Villalvazo que proyectan las voces en primera del narrador protagonista en un monólogo interno, como en Aturdimiento, o rescatan imágenes y episodios de una cotidianeidad diáfana, como en ¡Qué semana!

Siempre he sido un admirador de aquellos que vuelcan la ironía y el humor en sus textos, por lo cual debo decir que admiro los cuentos de María del Carmen Almanza. Servidumbre animal, El de a mil, Vida de pueblo o Las pequeñeces que hacen grata la vida contienen una frescura y picardía que a ningún lector dejarán indiferente. Entre estas zonas que pueden parecer difusas del ensayo, artículo o cuento navega con destreza la pluma de Sara Muñoz Villalvazo, con reflexiones sobre los objetos o animales cuasidomésticos, como en El grillo. Sara observa, siente y escribe, Enredijos entre telas e hilos, El encendedor rojo, Un poco de esperanza y Extrañar una taza, son fruto de esa navegación. Cosas del clima y El beso de despedida juegos sensuales de buena factura.

Cierro esta guía con la pluma fascinante de Paty Rosiles, que se desenvuelve con maestría en los relatos que entremezclan lo lúgubre y lo lúcido, lo oscuro y lo simpático. No en vano vivimos en un país que adora tanto la muerte que se permite reírse de ella. Rosiles sabe medir muy bien los elementos del misterio, desplegar sus narradores, preparar las atmósferas: Quién se hubiera imaginado que viaja en taxi, Y se movió, Juan con Miedo, Una en un millón y Un gatito, bien podrían incluirse en una antología de misterio o terror mexicano.

Si nos acompañan el miércoles, podrán escuchar algunos de estos relatos en la voz de sus autoras.

 

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com

 

Comentarios