Lunes. 09.12.2019
El Tiempo
Es lo Cotidiano

CUENTO

Don Huevos Tibios

Rogelio Flores
Rogelio Flores, Don Huevos Tibios
Rogelio Flores, Don Huevos Tibios

 

 

Oscureció en cuestión de minutos, así que prendió las luces del auto.

Ningunillo, sentenció la mujer, eso es lo que eres, un ningunillo: un mediocre. La señal anunció un tramo extenso de rectas. Lo peor, Carlos, es que los niños ya no te tienen ningún respeto. Constantemente se burlan de ti, al igual que la sirvienta y no se digan los vecinos. La aguja del velocímetro superó los 120 kilómetros por hora. ¿Sabes cómo te dicen? Don Huevos Tibios. Ni a mí se me habría ocurrido algo mejor.  La caseta más cercana estaba a 500 kilómetros. En mala hora me casé contigo, habiéndome podido comprometer con Salvador Zambrano de la O, él si era un buen partido, ¿sabes en qué escuela tiene a sus hijos? El auto de la policía de caminos les había rebasado haría unos 20 minutos. En el ITAM, Carlos, en el ITAM. Carlos subió el volumen de la radio, y como supuso, ella lo bajó de inmediato. Es una atrocidad que tengas a los niños en el Unitec. Miró por el retrovisor, no divisaba otro automóvil. Ayer me llamó La Nena Rivera, y tuve que decirle que ellos habían decidido estar en esa academia patrulla. Adelante, una línea recta que se perdía en el horizonte. Bien sabes que no me gusta mentir. Pero me sentí obligada, La Nena es muy amiga de los Curiel. Carlos subió el volumen de nuevo, esta vez al máximo. Su esposa le gritó algo que Carlos ya no pudo escuchar, pero que seguramente era otra burla a su persona. O un reclamo más. Entonces, pisó el pedal de freno mientras se aferraba al volante con toda su alma. La arpía fracturó el parabrisas con el cráneo, proyectándose a la línea recta de la carretera, eso sí, sin dejar de discutir, la maldita histérica.




***
Rogelio Flores
 ha publicado tres libros de cuento: Adiós PrincesaRocanrol suicida y El diablo no existe. Es coautor de varias antologías como Prohibido fumarPalabras malditasEl Abismo: asomos al terror hecho en MéxicoBella y brutal urbe, y A cinco años del futuro. Recientemente, ganó el Premio Lipp La Brasserie con la novela Un millón de gusanos. Tiene tatuajes, convive con fantasmas y cree en la existencia de los vampiros. Es Libra y seguidor de los Potros de Hierro del Atlante. Blog: rogeliofloresj.wordpress.com/

[Ir a la portada de Tachas 338]

Comentarios