Es lo Cotidiano

POESÍA

Desapariciones

Maricela Guerrero

Desapariciones

Un bosque humedad y hastío. Una niña vaga por la casa. Un columpio en movimiento en el bosque —pero podría haber sido un desierto aunque en los descampados, ocurre— y si no hay quién lo mueva cómo se mueve: el tema de la energía que no vemos sobre la mesa, de lo que no pasa con nuestro entendimiento y nuestras fórmulas, eso creemos: vudú y santería y desaparecidos. La niña está en la casa, sale al patio, el tema de miedo nuestro lugar común de lo que nunca sabremos cómo es o será y se nos revela como la imagen de una niña que iba a ser mujer y que volaba o se movía en otra dimensión. Una niña que se lava las manos, se mueve tiesamente, la energía que no vemos que la ata a algo que tampoco vemos pero intuimos, el lugar común de nuestra intuición nos 36 dice que no, que eso no pasa que lo del columpio es un desafío: el tema de la energía mecánica en el bosque: explicamos las apariciones y desapariciones con el discurso energético. El tema del columpio: nuestros huecos, nuestros lugares comunes, nuestros miedos, siempre había una niña que deambulaba en algún sitio, que no hizo la vida, que se quedó atrapada, y desde entonces es una niña y otra la que deambula por el bosque por el parque por el desierto y mueve sin que la veamos, columpios: muchas niñas que quedan atrapadas, el tema de la desaparición y el columpio es un asunto de energía en los tres niveles de gobierno. El ángulo de movimiento, la fuerza y el trabajo y la masa que mueven el columpio es energía, lo que no vemos, pero intuimos o imaginamos, el lugar común de las ausencias: niñas que desaparecen y aparecen.

 




***
 

Maricela Guerrero (Ciudad de México, 1977).  Estudió letras hispánicas en la UNAM. Ha publicado Desde las ramas una guacamaya (Bonobos / CONACULTA, 2006), Se llaman nebulosas (Fondo Editorial Tierra Adentro, 2010), Kilimanjaro (Mano Santa, 2011) y Peceras (Filodecaballos, 2013). Su trabajo ha sido antologado en Efectos secundarios (Madrid: Anaya, 2004), Divino tesoro (México: Casa Vecina, 2008) y Cuatro poetas recientes de México (Buenos Aires: Black & Vermelho, 2011). En 1998 y 2000 obtuvo el  primer premio en el Certamen “Después del Discurso” (dentro de la Cátedra  Extraordinaria Sor Juana Inés de la Cruz). En 2008 y 2010 obtuvo la beca para Jóvenes Creadores del Fonca. Este poema aparece en el libro El tema de la Escrofularia, editorial Piedra Cuervo, 2013.

[Ir a la portada de Tachas 345]

 

Comentarios