Es lo Cotidiano

ENSAYO INTRODUCTORIO AL TOCAMIENTO DE NARICES

Coronavirus y poesía

Manolo Marcos

Manolo Marcos - Garza real, acuarela sobre papel
Manolo Marcos - Garza real, acuarela sobre papel
Coronavirus y poesía


Los amigos no devuelven ya ni un abrazo. Lo leen y pasan de largo, por encima, como si uno fuese ese producto del supermercado que nadie quiere. Se dice que cuidado con contagiarse, pero me pregunto de qué: ¿de una nueva sentimentalidad basada exclusivamente en el exhibicionismo literario?

Pues eso es precisamente lo que llevamos haciendo todos en redes sociales estos últimos diez años, muchos con premeditación y alevosía, como si se pudiera mantener con dignidad una publicación diaria sin incurrir en alguna clase de vanidosa entropía.

A partir de ahora, la amistad será considerada una enfermedad contagiosa, como ya lo fue siempre la poesía, aunque de distinta manera; un libro desinfectado es menos sospechoso de virtualidad que un verdadero abrazo, hoy por hoy. Afectos de un exceso de afectación, pero en el fondo desafectos, los que considerábamos amigos, irán cayendo solos por el camino. Por culpa del coronavirus, de la poesía, o de nosotros mismos.

¿Qué narices puede ser eso de leer un abrazo?



[Ir a la portada de Tachas 354]

Comentarios