martes. 09.08.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

POESÍA

Nutrias

Eva Karen

Eva Karen
Tachas 364

A veces
mi hijo y yo
jugamos a estar a ciegas;
practicamos
por toda la casa
tentando
paredes
con las manos y los pies.
Avanzamos lento
con la sensación
del invierno próximo
en nuestras ventanas.
Para escapar
de las imprecaciones nocturnas;
a la cocina
la convertimos en una madriguera;
ahí logramos reencontrarnos
y dormimos abrazados
con fuerza al otro.
Me recuerda a su primer
día de vida;
era tan frágil
y velludo
con su pañal hecho
un continente en sus nalguitas.
Para sobrevivir
nos alimentamos
de pequeños trozos de pulpo;
estamos tan solos
y felices,
que nuestros dientes
diseñan
una frase rutilante
y salimos
y volvemos a jugar,
simulamos que tenemos muebles
y los tocamos;
como tocamos diario
la oscuridad
y una certeza de abandono
nos invade.



***
Eva Karen ha publicado en revistas y plataformas del Bajío. Fue becaria del Festival Cultural Interfaz/ Los Signos en Rotación en 2015 y del Fondo para las Letras Guanajuatenses en 2016.


[Ir a la portada de Tachas 364]

Comentarios