Es lo Cotidiano

Tachas 373 | Ya falta… sólo el resto

Tachas 373 | Ya falta… sólo el resto
Tachas 373 | Ya falta… sólo el resto
Tachas 373 | Ya falta… sólo el resto

A un #Tachas 373 no le cabrían más lutos pero este tiempo de covid es implacable. Caminaremos entonces juntos en un abrazo, porque el peor sinónimo de derrota es inmovilidad y el camino es largo aún.

Si de registros, recuperaciones y hasta autopsias de un pueblo se trata, Héctor Gómez Vargas hace la segunda entrega de su reflexión sobre La inevitable levedad de la ciudad (o Del deseo de la presencia de su pasado en el siglo XXI).

Yara Ortega ofrece su responso para ciertas Flores del río.

José Luis Justes Amador da una tercera vuelta de tuerca a lo que La estupidez humana presenta…, hoy sobre Emprender, otra forma de estupidez.

La sección Cuento es de Ana Blandiana —Una herida esquemática- y María Luisa Bombal —Lo secreto.

El espacio poético corre por cuenta de Rita Bedia Lizcano —Humanoide-, Sandra de la Torre —Dicen que ya no valgo- y Liz Espinosa Teran —Haiku.

Como parte de sus Disfrutes Cotidianos, Fernando Cuevas de la Garza reseña Watchmen: Reinvención en tiempos racistas.

El Spoilearama de Oscar Luviano toca algo de aquel Mucho mucho amor: Walter y las estrellas.

Como homenaje a quien deja un gran hueco en sus Tertulias literarias, la Guía de lectura de Jaime Panqueva proponer acercarnos a Letras Interiores, compilación literaria de José Luis Calderón Vela.

¿Caminamos?

[Ir a la portada de Tachas 373]

Comentarios