Es lo Cotidiano

LOS DOS PESOS DE BARTOLA

Surviving México / Ricardo Yépez

Ricardo Yépez

Tachas 374
Tachas 374
Surviving México / Ricardo Yépez

El costo de la vida, el precio del poroto, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas.
Bertolt Brecht

Lo paupérrimo de nuestra condición ha creado una amplia cultura en el país: novelas, canciones y películas, pero al mismo tiempo nos han impuesto una sentencia vergonzosa: “el pobre es pobre porque quiere”; pero ¿es así? Convencido de la raquítica posibilidad para superar la miseria social que marca a por lo menos cuatro de diez mexicanos en este país, el autor de estas líneas propone una serie de artículos para dominar las finanzas personales de las personas solas, ¡solas, ¡solas, ¡solas!!!, aquellas asalariadas que ganan poco más del salario mínimo por semana.

No se preocupe, estos escritos tienen el propósito cáustico de la risa a partir de su propia pobreza, ¡maldita pobreza!, algo semejante al placer de rascarse las costras; al terminar de pasar un buen rato no se le invitará a un programa de 12 pasos financieros o a un “coaching” de economía doméstica.

Nadie mejor para reírse de la miseria del mexicano que el mismo Chava Flores, cantautor y cronista de la ciudad de México en la segunda mitad del siglo pasado. En una de sus canciones hace mofa del soñador mexicano que busca la fortuna fácil de obtener y el deseo de amanecer millonario con la lotería; en otra canción, de la que se toma el título de esta columna, refleja los malabares y maravillas económicas que los mexicanos hacemos con unos cuantos centavos.

Sin embargo, habría que revisar cómo esos sueños crearon varias generaciones que adoptaron el mercado negro de las drogas y el huachicol como forma de vida; pero éste no será el espacio para ello.

Estas páginas van dirigidas a aquellos obreros de las maquilas que tengan el gusto de leer cosas desde sus celulares y esos oficinistas trasnochados que, después de terminar con los documentos acumulados en su bandeja de tareas por hacer, busquen una nota jocosa para iniciar su tiempo de relajamiento frente a la misma pantalla que los esclaviza.

Aquí no leerá usted ‘tips’ para viajar a Europa “de mochilazo”, o emprender su propio negocio con tan sólo cien mil pesos, ¡quién tiene esa cantidad de dinero! Los secretos que encontrará serán cómo llegar a fin de mes sin esconderse del abonero o recuperar su alma de las arcas de Coppel o de Elektra.

Este manual de supervivencia se asemeja más a 21 días, programa chileno de TVN, al programa 30 días de Morgan Spurlock en FX, o el de Man vs wild de Bear Grylls en Discovery Channel, a quién las redes sociales le crearon un final trágico al tratar de salir vivo de los depredadores políticos de nuestro país con sólo un salario mínimo como herramienta.

Al final la columna Los dos pesos de Bartola entregará artículo tras artículo, como la suma entregada a la prendamada de la canción, para que puedan pagar la renta, el teléfono, la luz, el interné, el “netflis”, “lamazon”, la criada, el mandado, la tanda, el abono de los zapatos, de las colchas, tus gustitos y si sobra, hasta para el alipús.

Porque basta con querer salir de pobre para hacerlo, según los potentados capitalistas y sus fieles defensores, con el bronceado y los bolsillos tan iguales a nosotros, que hasta es difícil no creerles.



 

***
Ricardo Yépez
. Diletante de las letras, disidente de la academia, apasionado defensor del habla y editor relajado. Ha participado en laboratorios literarios para la revista Golfa y ha brindado talleres se escritura literaria e íntima en escuelas de nivel medio superior (y editó para el periódico Correo). Actualmente tiene una gatita llamada Chaira de la Mora.

[Ir a la portada de Tachas 374]

Comentarios