Es Lo Cotidiano

POESÍA

A la vera del río

Sergio Inestrosa

Tachas 79
Tachas 388
A la vera del río

El hombre baja despacio hasta el río
Se sienta en la orilla, 
Se quita los zapatos y calcetines
Y mete las piernas
En el agua que le llega hasta las rodillas.
La corriente ligera del agua
Le acaricia la piel
Y con el pasar del tiempo, 
Su espíritu empieza a recobrar la calma.
Con las piernas todavía en el agua
Se deja caer de espaldas 
Y sin darse cuenta se quedó dormido.
Cuando despertó ya había caído la tarde
Y la penumbra borraba las aguas del río.
En silencio, se volvió a calzar
Se levantó
Se sacudió la suciedad del pantalón
Y entró en las sombras inciertas de la noche.

Comentarios