Es lo Cotidiano

Tachas 401 • Del amor y lo que queda

Tachas 401
Tachas 401
Tachas 401 • Del amor y lo que queda


A este Tachas 401 le han dictado que La función debe continuar, pero nada contendrá el dolor que ataca en esta interminable temporada de golpes asestados por esa nada que nos aplasta en cualquier día, cualquier momento, cualquier situación, y nos reduce a la camisa de fuerza del no poder ni saber, sometidos a la sentencia del cuando te toca, ni aunque te quites, a la simple gripe de unos y al imparable vaciamiento de vida de otros, a cerrar un día en lo que suponemos una esperanzada normalidad y luego despertar con el conteo de los afectos que deberemos transformar en recordación.

Reducido esto a nombres y apellidos -¿qué otra manifestación más contundente habría de que somos carne y hueso?-, hay aquí aturdimiento por la pérdida de Ernesto Herrera​, y optimismo ante el esfuerzo de Esperanzaleticia Amador​, como muestras del dolor y la esperanza que nos restriegan en el cuerpo la certeza de esta fragilidad humana que suponíamos resuelta por el poder nebuloso de habitar en el siglo XXI.

Una vez dicha la suma de dolores y esperanzas, José Luis Justes Amador llega a la entrega VII de su implacable recuento sobre 54 Mujeres, hoy acerca de The Shaggs, el peor grupo del mundo.

Los Disfrutes Cotidianos de Fernando Cuevas inician una serie sobre 2021, Partidas prontas, con turno para La película invisible de Jean-Claude Carrière.

Juan Ramón V. Mora sigue su reflexión cinéfila desde El Hombro de Orión, hoy sobre Asombro de la modernidad. El matrimonio entre el arte y la ciencia.

Si el glamour decimonónico de Juventino Rosas dio para bautizar con su nombre una ciudad, aquí hay una semblanza de César Zamora sobre Antonio Zúñiga, compositor silaoense.

La poesía es de Liz Espinosa Teran —Infinitesimal–, Astrid Soldevilla —Primer mundo– y e. e.cummings —Llevo tu corazón conmigo.

Los cuentos son de Aura Estrada —Bosque Camaleón y Herbert E. Sánchez P. —Era cierto.

La infaltable Guía de lectura de Jaime Panqueva propone un acercamiento a Eufonía o la ciudad musical, de Héctor Berlioz.

¿Nos abrazamos, aunque sea?


[Ir a la portada de Tachas 401]






 

Comentarios