Es lo Cotidiano

ARTÍCULO

Tachas 407 • Recordar a Lovecraft, el monstruo literario • Karla E. Gasca

Karla E. Gasca

Karla E. Gasca
H.P. Lovecraft
Tachas 407 • Recordar a Lovecraft, el monstruo literario • Karla E. Gasca


Howard Phillips Lovecraft fue declarado muerto a las 7:15 am el 15 de marzo de 1937. A pesar de que su obra pasó casi desapercibida mientras vivía, con el paso del tiempo se ha convertido en un referente de la literatura de terror a nivel mundial y ha inspirado numerosas creaciones artísticas, sembrando un mensaje de desolación en las mentes de sus lectores. 

Cuando experimentas un primer acercamiento a la obra literaria de Lovecraft te invade una sensación de vacío y un miedo inexplicable. Su obra aprovecha el sentimiento de angustia neurótica (tanto de las sociedades como de la humanidad en general) para mostrarnos de frente lo extraño, indiferente o incluso hostil que es el cosmos con respecto a la existencia del hombre.

El escritor estadounidense nacido en 1980 murió a los 47 años, pero dejó un gran legado de terror tras de sí. Sus relatos invitan a sumergirte en mares negros e infinitos en donde habitan seres impronunciables y monstruosos que, a pesar de no pertenecer a esta dimensión, logra describir con maestría, a tal punto que es posible verlos, y temerlos.

Hablar de la obra de este autor también es hablar de su vida, ya que a lo largo de la misma experimentó tal vacío existencial que solo es posible describirlo a través de sus historias. Solitario, retraído, conservador e incluso racista, Lovecraft prefería la compañía de los seres fantásticos que surgían de los recovecos más oscuros de su imaginación, que la de cualquier persona.  

Sin duda, este excepcional contador de historias increíbles jamás hubiera imaginado el alcance del universo que creó ni el enorme compendio de a películas, cortometrajes, canciones, álbumes de música, videojuegos, juegos de rol, juegos de mesa, historietas y toda clase de obra inspirada en sus textos.

La mejor forma de recordar a éste inigualable y genial autor es recurrir a sus más grandes obras y abrir la puerta a un mundo impensable y terriblemente encantador.

Una vez que lees relatos como El color que cayó del cielo, La llamada de Cthulhu, El caso de Charles Dexter Ward, la Sombra sobre Innsmouth o En las montañas de la locura, te preguntas qué hay más allá de esta supuesta “realidad” que nos atrapa.




[Ir a la portada de Tachas 407]

Comentarios