Es lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA

Guía de Lectura • Para curar de espanto, de Laura Edith Barrera Morales • Jaime Panqueva

Jaime Panqueva

libro
Tachas 411
Guía de Lectura • Para curar de espanto, de Laura Edith Barrera Morales • Jaime Panqueva


Al consultar al omnisapiente internet sobre la comunidad de Puentecillas, me arroja que pertenece al Municipio Guanajuato del Estado de Guanajuato, México, y es posible encontrarla en las coordenadas GPS: Longitud (dec): -101.279444 y Latitud (dec): 20.932222, además de ubicarse a una mediana altura de 1860 metros sobre el nivel del mar.

Si inquiero sobre su población, me arroja un total de 2382 personas, de cuales 1181 son masculinos y 1201 femeninas (aquí creo que no vendría mal un <<sic>>).

Pero a quien desee conocer algo más profundo, humano y sobrecogedor sobre la vida y creencias de sus pobladores, debo aconsejarle salir de la red para buscar este trabajo de rescate de las tradiciones orales en relatos escritos por Laura Barrera Morales y felizmente ilustrados por Raymundo González. En Para curar de espanto, se cuaja un libro que carece de editorial mas no de un trabajo de edición profesional y de buen gusto.

Desde el prólogo, escrito por Helue Nocedal, nos sumergimos en el mundo mestizo que abreva de las tradiciones prehispánicas, donde convergen lo otomí y lo nahua, así como la impronta castellana con esas brujas que Goya supo inmortalizar en sus grabados.

Relatos como El arriero y la bruja dibujan ese Bajío surcado por las recuas de mulas cuyos conductores eran acechados por males no menos temibles que los actuales. La noche que no se fue remite a un infanticidio atroz y La necesidad a la dura vida en los pueblos cuando las adversidades del clima se conjuntaban con lo sobrenatural, la espeluznante Mona blanca, y la ruptura de los lazos familiares. La pluma de Barrera se muestra muy inteligente en el momento de elegir el punto de vista de sus narradores, además de sensible y sobria al dibujar los ambientes, las sombras y angustias de sus personajes.

La presentación de este libro se realizó el pasado 1 de abril en la galería Renart del Centro Regional de Expresión Artística CREA, e incluyó una exposición de los trabajos de Raymundo González, un artista plástico al que creo debe seguirse la pista a la luz de su desarrollo en los últimos años. Algunas de las piezas expuestas hacen parte también de la ilustración del libro. Quienes aún puedan visitar la exposición seguramente coincidirán conmigo en la buena factura de los trabajos expuestos, algunos de ellos también envueltos en un halo de misterio sobrenatural.

Los ejemplares pueden adquirirse en la librería Emma Godoy del Fondo de Cultura Económica de Irapuato; en Ingrato Café, Guanajuato Capital; y a través de internet por medio de la página de Facebook Tekio Arte Latino. Buen momento para apoyar el arte local hecho con calidad.

 

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com


[Ir a la portada de Tachas 411]

Comentarios