Es Lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA

Guía de lectura • El elefante, de Chen Cun • Jaime Panqueva

Jaime Panqueva

El elefante, de Chen Cun
El elefante, de Chen Cun
Guía de lectura • El elefante, de Chen Cun • Jaime Panqueva

Entre las novelas que traje de China hace ya algunos años, El elefante (The elephant, Shanghai Press, 2010) de Chen Cun es quizá la que más me ha conmovido y, a la vez, la que recomendaría leer a quienes deseen adentrarse en los aspectos contemporáneos de ese país tan lejano, pero que parece dispuesto a regir los destinos del planeta en lo que resta de este siglo.

Lo traigo a colación pues la semana pasada se celebró en Beijing, con una ceremonia de corte imperial, el primer siglo del partido comunista de China, sobre la misma plaza de Tiananmen que vivió hace poco más de treinta años el aplastamiento de una rebelión ciudadana, de la cual aún no se sabe la cifra de víctimas mortales.

Invitado por la asociación de escritores de Shanghai, conocí a Chen Cun durante una excursión a la ciudad Hangzhou. La barrera del idioma, que nos sigue alejando de forma casi inexorable, fue franqueada por sus sonrisas inteligentes y una cámara fotográfica monumental, que a pesar de sus limitaciones de movilidad, pues andaba todo el tiempo con un par de bastones, no dejaba de retratar a nuestro grupo a lo largo de nuestra visita de un par de días. Recuerdo también lo difícil que era conversar con autores que no hablaban alguna lengua franca, y la desconfianza que poco a poco empecé a sentir de los traductores oficiales, pues podía apreciar fácilmente cuánto se escapaba en la triangulación de los idiomas.

Ese humor sagaz que se adivinaba cuando Chen Cun hacía comentarios a nuestro guía y arrancaba gestos de aprobación, cuando no risas, se condensa en una novela que debe leerse cuidadosamente entrelíneas. No sé si ha sido traducida aún al español, pero no estaría de más una traducción directa.  Un joven escritor proyecta sus experiencias a través del elefante que elige como protagonista de su novela. La relación entre el animal y el escritor, la criatura de la salvaje sabana y el joven urbanita que trata de salir de un desencanto amoroso seducido por la enigmática Lin Yi, tiene como telón de fondo la ciudad que se proyecta como el escaparate de la nueva China ante el mundo occidental.

Chen Cun no se deslumbra con la grandiosidad de los edificios y sus símbolos, presta atención a las grietas que pasan desapercibidas para la mayoría, así como el joven protagonista concentra su visión en las manchas de humedad que rezuma el techo de su vivienda, y sabe zambullirse entre las aguas de una ciudad modélica, crisol de grandes contradicciones entre lo antiguo y lo moderno.

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com


[Ir a la portada de Tachas 422]

Comentarios