Es Lo Cotidiano

DISFRUTES COTIDIANOS

Renovarse para empezar a sonreír • Fernando Cuevas

Fernando Cuevas

Hacks (EU, 2021)
Hacks (EU, 2021)
Renovarse para empezar a sonreír • Fernando Cuevas


Una serie televisiva y una película en las que se plantea la presencia de las mujeres en el mundo del espectáculo en general y de la comedia en particular, así como de la necesidad, siempre difícil sobre todo para quienes han tenido grandes logros a lo largo de muchos años, de adaptarse a las nuevas audiencias y a las exigencias de ejecutivos que suelen ver por los intereses económicos de sus empresas, no por trayectorias o presencias legendarias. El enfoque feminista no elude el planteamiento de los propios conflictos y rechazos que surgen entre mujeres, o que algunas de ellas con poder pueden ejercerlo de manera prepotente, considerando el marco humorístico en el que se desenvuelven las dos obras.

Dos mujeres de carácter fuerte, consolidadas en sus respectivos espacios dentro del showbiz y con escasos afectos a su alrededor, en particular por el desprecio con el que suelen tratar a los demás, se enfrentan a la amenaza de la cancelación de sus programas ante la baja en los niveles de audiencia o la reiteración de ciertas rutinas que ya no conectan con públicos más jóvenes. Ambas cuentan con asombrosa experiencia y con gran capacidad de sobrevivencia en un medio predominantemente masculino, dentro del que lograron sobresalir en tiempos donde resultaba más difícil para las mujeres avanzar, llegar y mantenerse. Las rutinas y los tipos de chistes tendrá que modificarse, con todo lo que significa para alguien que cree no tener que aprender de nadie.

Con una atinada estructura de comedia negra sobre este mundo despiadado y que al mismo tiempo puede ser tremendamente monótono, paradójicamente, Lucia Aniello dirige y coescribe, en complicidad con Paul W. Downs y Jen Statsky, la vivaz serie Hacks (EU, 2021), que a lo largo de  diez episodios de media hora cada uno, nos presenta a Deborah Vance, una experimentada comediante que mantiene un espectáculo en Las Vegas y vive en su mansión con algunos asistentes, recibiendo las visitas de su igualmente conflictiva hija y lidiando entre una relación odio-amor-conveniencia con el dueño del hotel, además de cargar con el rencor de que su ahora ex esposo terminó yéndose con su hermana.

Con una mayor inclinación hacia el drama, Misha Ganatra dirige el filme Late Night (EU, 2019), que sigue a una estrella inglesa de la televisión estadounidense, toda una insufrible ejecutiva con un acomodaticio equipo de guionistas hombres organizado por su leal asistente, quien es de los pocos que la tolera, y sólo parece apaciguarse con su intelectual esposo. Una carrera llena de premios y triunfos se ve amenazada por la decisión de la presidenta de la cadena de suspender el show, ante lo cual surge la necesidad de cambiar, empezando por contratar a una mujer joven e india para el equipo de guionistas, con todo lo que ello implicará para la vida de las dos y del resto de los colaboradores.

En ambos casos, las mujeres tienen que aceptar a regañadientes la colaboración de unas escritoras de chistes más jóvenes para que las apoyen, transitando en la relación del esperado desprecio a la relativa necesidad y comprensión. Tanto las actuaciones principales de Jean Smart y Emma Thompson, como las de soporte de Hanna Einbinder y Mindy Kaling, autora del guion del filme, además de un versátil reparto en las dos obras, contribuyen a que esta relación sea punzante, divertida y creíble, incluso emotiva por momentos, eludiendo el excesivo sentimentalismo, impensable según el diseño de los temperamentos de las mujeres veteranas: se acierta en dar vida propia a las jóvenes discípulas con sus propios conflictos y expectativas, más allá del trabajo con sus jefas.

Por supuesto, no faltan los apuntes sobre la decadencia de las viejas estrellas del ambiente del espectáculo y la frivolidad de los tiempos que corren; la cultura de la cancelación y la banalidad como dos caras de una misma moneda; la vulgaridad y poca gracia en la que fácilmente se puede caer en el mundo de la comedia, ahora con la presencia abrumadora de influencers y youtubers, así como la manera en la que el humor acaba resultando descremado en aras de la absoluta e implacable corrección política, eso sí, siempre con un ojo a los réditos del mercado y con miras al mejor postor.

 



[Ir a la portada de Tachas 435]

Comentarios