Es Lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA 425

Guía de Lectura • Yo y la energía, Nikola Tesla • Jaime Panqueva

Jaime Panqueva

Yo y la energía, Nikola Tesla
Yo y la energía, Nikola Tesla
Guía de Lectura • Yo y la energía, Nikola Tesla • Jaime Panqueva


La vida e invenciones del serbio-croata Nikola Tesla ha sido objeto de fascinación no sólo en el ámbito científico sino también en la cultura popular. La importancia y espectacularidad de sus inventos lo convirtieron en uno de los grandes impulsores del desarrollo de la humanidad, que en un periodo de cuarenta años (1873-1916) experimentó, en una escala que supera la actualidad, el nivel máximo de innovación. Tan sólo con pensar en la introducción de la electricidad, los motores de explosión, la industria petroquímica y las primeras telecomunicaciones, nos es fácil establecer que la superficie de la tierra dejó a ser la misma.

La impronta de Tesla, mediante el motor de inducción eléctrica, cuyo diseño original ha permanecido casi inalterado en buena parte de los motores existentes en la actualidad; sus trabajos para hacer posible la electrificación de carácter doméstico e industrial a través de la corriente alterna; sus desarrollos en la iluminación fluorescente, la transmisión inalámbrica de la electricidad, el desarrollo de autómatas dirigibles mediante radiocontrol (¡en 1898!), y más de 700 patentes producto de su ingenio, que no fueron óbice para que terminara sus días en la pobreza, dan cuenta de su importancia en el ámbito científico.

Pero por encima de ello, aspectos ligados a su personalidad excéntrica, su capacidad para crear exhibiciones deslumbrantes ante la prensa, su mala relación con Thomas Alva Edison, su alianza con George Westinghouse, y disputa con inversionistas del calado de JP Morgan siguen siendo objeto de libros (Relámpagos de Echenoz) y películas (The Prestige, The Current War). Además de alimentar una enorme avalancha de textos especulativos y de ciencia ficción, el Tomorrowland de Disney es un buen ejemplo.

Yo y la energía, es una excelente puerta de entrada a la vida y obra de Tesla, con un formidable estudio previo de Miguel A. Delgado, que nos permite ubicar al personaje en su contexto histórico y científico. Además de compartir dos textos del mismo inventor: El problema de aumentar la energía humana (1900) y Mis inventos (1919). En ellos, y a la sombra de su poco contenida soberbia, podemos admirar la capacidad visionaria de un hombre que sobre el umbral del siglo XX, pocos años después del descubrimiento del efecto fotoeléctrico, pregonaba el uso de la energía solar para generar electricidad, además de teorizar sobre las posibilidades de guerras futuras con el uso de drones o autómatas, o las posibilidades de erradicar el hambre de la humanidad, entre otras cuestiones.

Una lectura útil y contrastable con las visiones que nos presentan los Teslas del siglo XXI que desean llevarnos a otros planetas o crear un nuevo universo digital no sólo para una mayor gloria de la humanidad, sino también para contribuir a sus ya gigantescas cuentas bancarias.

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com



[Ir a la portada de Tachas 444]

Comentarios