Es Lo Cotidiano

RESEÑA

Reseña • La fe de las ballenas, de Ulises Torres • Karla Gasca

Karla Gasca

La fe de las ballenas, portada del libro
La fe de las ballenas, portada del libro
Reseña • La fe de las ballenas, de Ulises Torres • Karla Gasca

El primer libro de poesía de Ulises Torres, La fe de las ballenas, editado por Sindicato sentimental, se presentó en Libranda la noche del viernes 10 de diciembre. La presentación corrió a cargo de Omar Rivera, quien reconoció la potencia en cada palabra y el poder imaginativo del autor al rescatar imágenes de ensueño que cobran vida propia y sorprenden, igual que la visión de una ballena.

“Mi animal favorito es el perro”, aclaró Ulises Torres durante la presentación de su primer poemario, La fe de las ballenas, cuando uno de los asistentes le preguntó si la ballena era su animal favorito. Sin embargo, no se trata de favoritismos sino de asombros.

Ulises explicó que en una ocasión vio un documental donde explicaban que, si una ballena no se comunica en la misma frecuencia que el resto, será imposible para sus compañeras detectarla, condenándola así a la soledad, aun cuando se encuentre muy cerca de otro cetáceo. Este dato lo conmovió y sirvió de motivación para una serie de textos que, en menos de un mes, se convirtieron en poemario.

El autor señaló que en ocasiones se identifica con este fenómeno. “Estoy rodeado de muchas personas, pero a veces no hablamos el mismo idioma y me cuesta trabajo comunicarme y compaginar. A veces somos invisibles a ojos de las personas que no son nuestros amigos porque no tenemos cosas en común”, expresó.

Esta es la razón por la que Ulises dedica su primer poemario a las personas que lo comprenden sin ningún esfuerzo: su madre, su hija y su esposa. Y, sin duda, ésta es también una de las razones por las que escribe, para comunicarse más allá de las limitantes de la comunicación oral, a través de palabras que traspasan al lector y lo transportan a un universo de mar y sueños en el que el poder simbólico de las ballenas explora todos sus matices.

Desde el legendario viaje en barco de Ulises, también llamado Odiseo, pasando por Jonás y su encuentro con el pez gigante (tragado y regurgitado, para horror de los marineros) hasta un jardín resguardado por huesos de ballena, cada uno de los poemas que integran La fe de las ballenas nos recuerda que estos enormes animales habitan las profundidades de la imaginación y de los sueños, quizá desde mucho antes de lo que habitaran en las profundidades de los océanos y mares.

La fe de las ballenas de Sindicato Sentimental está disponible en Libranda (Motolinía 109, colonia centro) o directamente con el autor.



 

[Ir a la portada de Tachas 444]

Comentarios