Es Lo Cotidiano

DISFRUTES COTIDIANOS

Tachas 460 • Love of Lesbian: viaje épico a la noche eterna • Fernando Cuevas

El poeta Halley, portada, Love of Lesbian
El poeta Halley, portada, Love of Lesbian
Tachas 460 • Love of Lesbian: viaje épico a la noche eterna • Fernando Cuevas

Empezaron a sonar desde 1997 en Barcelona, navegando entre el rock y el indiepop, el humor y el lance poético, en formato de cuarteto integrado por el vocal, guitarrista y tecladista Santi Balmes, la guitarra de Jordi Roig, el bajista Joan Ramon Planell y la batería de Oriol Bonet, también encargado de las programaciones. Conocidos como Love of Lesbian, nombre tomado de un accidente en que el vocal grabó una película de amor lésbico, según refiere la página del grupo, debutaron con Microscopic Movies (1999), planteando algunas ideas todavía a medio cocinar, si bien ahí está la simpática Freaky Goes to Hollywood en referencia al grupo de Liverpool, y seguido por It is Fiction? (2001), grabado con cierta influencia tras la experiencia de telonear a The Cure.

Con la incorporación de Julián Saldarriaga en la guitarra, secuencias y coros, presentaron Ungravity (2003), obra que significó el esperado salto de calidad en la producción, cortesía de Ricky Falkner, y composición con canciones como Satellite y la homónima, si bien todavía construyendo su identidad y aún cantando en inglés con claras influencias del poprock sajón. De ahí dieron el golpe de timón y se lanzaron a grabar Maniobras del escapismo (2005), declaración de principios en su idioma, con piezas como Marlene la vecina del ártico, Domingo Astromántico y Los niños del mañana, ya organizando el plan de huida hacia nuevos derroteros con ese piano entre incisivo y juguetón, dejando atrás el inglés para abrazar en definitiva el castellano, sobre todo.

Ese viraje fue reforzado por Cuentos chinos para niños del Japón (2007), obra con la que amplían fronteras con todo y el mensaje de Me amo o La parábola del tonto y, paradójicamente, reciben un mayor reconocimiento de sus compatriotas: en calmada clave acústica, Noches reversibles y Un día en el parque dan cuenta de la sensibilidad letrística, en contraste con la efusividad de Villancico para Fernando. Ya con el teclado de Dani Ferrer en sus filas, la consolidación definitiva ante propios y extraños llegaría a través de 1999 (o cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la luna) (2009), con Zahara como invitada (con quien grabaron una versión de Lucha de gigantes) y recordando algún club de fans donde se solía gritar libremente justo antes del fin del milenio: Incendios de nieve y Segundo asalto ejemplifican la distinción alcanzada.

Tras participar en diversos proyectos y grabaciones con otros músicos, presentaron el álbum doble La noche eterna. Los días no vividos (2012), conformado por 18 temas con Wio, Los seres únicos y El Hambre invisible como avanzada y bajo el concepto de la vida en las grandes ciudades, particularmente durante las noches y su doble implicación expresada en el título: noctambulismo sonoro plasmado en Oniria e Insomnia, Si tú me dices Ben, Yo digo Affleck, Belice y Los toros en la Wii (Fantástico), que sirvió de base para Fantastic Shine (2013), canción que se convirtió en una muy famosa pieza para un comercial de cerveza.

La puesta en escena M&M/E&E – Miralls i Miratges – Espejos y Espejismos (2014) retomó varias canciones de la banda, mismo año que entregaron el EP Nouvelle Cuisine Caníbal (2014), conformado por tres canciones entre las que destaca Manifiesto Delirista, como para bailar entre demonios hasta el amanecer. Su siguiente trabajo, El poeta Halley (2016), abre con perspectiva amplia gracias a Planeador, una de sus mejores canciones aquí acompañados de Iván Ferreiro; además, la lowryiana Bajo el volcán, Cuando no me ves, destilando emotividad rítmica en tono confesional, la reposada Contraespionaje y otros cortes, terminan por armar un sólido rompecabezas con llamativas ilustraciones, rematado por la presencia de Joan Manuel Serrat soltando líneas poéticas en la canción titular.

Vendrían el EP Nouvelle Cuisine Caníbal (Vol. II) (2017), apostando por otros estilos a decir de la banda, y El gran truco final (2018), álbum que los capturó en directo en Madrid, ya con pleno manejo del escenario, para dar paso al paradójico V. E. H. N. (Viaje épico hacia la nada) (2021), en el que mantienen forma y fondo para ampliar el propio mundo y transitar por el cosmos cual crisálida atrapada en un antisistema solar, invitando como compañeros de viaje a Columpio Asesino y Bunbury: si bien permea un halo introspectivo, no faltan las habituales referencias culturales y los momentos de animoso levantón para disfrutar el trayecto, aunque el destino sea incierto.

Regresarán a México, uno de sus lugares favoritos, para brindar una presentación como parte del cartel del festival Tecate Pal Norte 2022.



 

[Ir a la portada de Tachas 460]

Comentarios