lunes. 26.09.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

CUENTO

Tachas 468 • Modus operandi • Joaquín Guillén Márquez

Joaquín Guillén Márquez

Joaquín Guillén Márquez
Tachas 468
Tachas 468 • Modus operandi • Joaquín Guillén Márquez


―A ver todos, por andar de pinches cabrones se las vamos a soltar dura.

En la estación Guerrero estaban diez personas acorraladas por cinco policías. Las personas que habían sido detenidas eran, evidentemente, comerciantes.

―No oficial, ¿cómo nos podemos arreglar?

―Nosotros no somos así, carnal, aquí a todos se los va a cargar la chingada.

Mientras los otros discutían, había dos que entre ellos se secreteaban.

―¿Tú a qué te dedicas? ―dice uno de los dos.

―Soy músico, estoy aprendiendo a tocar la guitarra pero no me alcanza para pagarme la escuela.

―¿Hoy cuánto sacaste?

―Nada, es la primera vez que lo intento en el metro.

―Y ya te agarró la pinche poli.

De pronto uno de los policías habló para todos.

―A ver, ustedes, cien pesos cada uno. Si no, aquí los vamos a tener por andar de cabrones.

Los vendedores de películas, música, dieron sus cien pesos. Menos uno.

―¿Y usted joven? ¿No se va a caer?

―Es que yo no traigo nada

―¿Qué es lo que vende? Chance si nos das algo de tu mercancía.

―No vendo nada, soy artista…

―¿Ya escuchaste, pareja? Que es artista…




***
Joaquín Guillén Márquez (Ciudad de México, 1990) estudia literatura inglesa en la UNAM. ha colaborado en La Jornada Semanal, Tierra Adentro, Hermano Cerdo, Replicante, Punto en Línea, entre otros. Es editor en Cuadrivio.

[Ir a la portada de Tachas 468]

Comentarios