Es Lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA 454

Tachas 477 • Irapuato mi amor, de Paco Ignacio Taibo II • Jaime Panqueva

Jaime Panqueva

Irapuato mi amor, de Paco Ignacio Taibo II
Irapuato mi amor, de Paco Ignacio Taibo II
Tachas 477 • Irapuato mi amor, de Paco Ignacio Taibo II • Jaime Panqueva

A comienzos de este mes, el escritor Paco Ignacio Taibo II volvió a visitar Irapuato. Hacía unos ayeres registré su paso por la ciudad durante la gira que llevó a cabo para presentar el primero de los libros de la serie Patria (Guía 224, Tachas 209). En aquel entonces, acompañado por Pedro Salmerón, hizo que nos trasladáramos en el tiempo a la segunda mitad del siglo XIX para desempolvar las vidas e ideales de los próceres liberales de México. Mucho ha llovido desde entonces. En esta ocasión, como director de Fondo de Cultura Económica (pese a quien le pese, con dobladita y todo) volvió a visitarnos gracias a la incansable labor de la Lic. Alejandra Solís y el Dr. Gustavo Álvarez, adalides del CREA y gestores de la librería Emma Godoy. 

La presentación se desarrolló en torno a los proyectos de ediciones verdaderamente económicas del Fondo y, en particular, de la colección de novela negra, campo donde Taibo II es gran exponente e impulsor.

No podía pasar la visita sin mencionar un título que figura en medio del medio centenar de libros producidos por él, Irapuato mi amor, que recoge sus vivencias en la ciudad durante las huelgas de las maquiladoras como Estrella de Oro, hace casi 50 años. “Yo me hice feminista desde entonces, gracias a las mujeres que conocí aquí en Irapuato y que aparecen en ese libro”, comentó. Y ante la sorpresa del auditorio, ofreció de forma gratuita los derechos de la publicación a quien quisiera reeditarlo. “Eso sí, tiene que ser una edición bonita y bien barata, para toda la raza.”

Reeditado en 2017 por la Brigada para leer en libertad, otro de los proyectos vinculados al autor y que he comentado en varias ocasiones este espacio, es posible descargar el texto en forma gratuita aquí.

Documento de una época que aún resuena y revivimos en el presente (no me dejarán mentir aquellos que conozcan algo de la historia del SINTTIA en Silao, y que ha servido de ejemplo a la región), pues rescata a los protagonistas de la lucha por la libertad sindical en las maquiladoras de ropa en los años 70, y a la vez evoca la lucha ferrocarrilera de los años 50. La reedición del libro me parece un imperativo para esta ciudad, bañada cotidianamente por la desmemoria, y de la que Taibo supo retratar tanto a su gente humilde como a los patrones que la explotaban. 

Para despedirme, sin quitar el dedo del renglón, comparto (en las dos acepciones del verbo) este elogio pescado de sus páginas:

Quiero seguir teniendo argumentos para explicar por qué es mejor Irapuato que Nueva York o París. Porque, en el esquizofrénico planeta de mis gustos, esta ciudad brilla al sol mejor que Madrid o Barcelona, y la lonchería de la Guerrero sólo tiene paralelo gastronómico con una sandwichería del barrio viejo de Amsterdam.

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com


 

[Ir a la portada de Tachas 477]

Comentarios