02:26
30/05/13

Del ISAPEG al CERESO • La casa nueva

Del ISAPEG al CERESO • La casa nueva

En uno de esos días con los que sueña cualquier vendedor:

-”Si lo tienes en plata, me lo llevo puesto . . . “- esa o alguna otra sandez por el estilo, habrían exclamado al unísono Gregorio Martín del Campo y Fernando Guiza, empleados de la Secretaría de Salud del gobierno del estado de Guanajuato, al comprar en efectivo sendos automóviles con precio de lista de más de un millón de pesos.

Un desplante como fistol al traje de nuevo rico, que podían permitirse el par de empleados públicos al defraudar unos siete millones de pesos del erario estatal, según la acusación que les hace la Procuraduría de Justicia de Guanajuato.

Gregorio Martín del Campo Aguirre y Fernando Guiza Suárez, el primero director general y el segundo administrador en los Hospitales Generales de León y Celaya, simularon compras de medicina y material de curación para el Instituto de Salud Pública del estado de Guanajuato, el Isapeg, por 6 millones 884 mil 289 pesos con 45 centavos.

Las empresas “fantasma”, recibían los depósitos del Isapeg en cuentas creadas por el Administrador, quien se pagaba a sí mismo.

Pero no dieron el gran golpe, fueron raterías sistemáticas.

El médico Gregorio Martín del Campo, fue director del Hospital de Celaya, de 2006 a 2011 y durante un año más, ocupó el mismo puesto en el HGR de León. Ahí siguió como epidemiólogo, hasta su detención. El que sería su cómplice, Fernando Guiza, contador público, fue su administrador a lo largo de la misma ruta. Se les detuvo con la orden de aprehensión que solicitó la Procuraduría, tras las averiguaciones que iniciaron con un pitazo, todavía en el sexenio anterior.

Hoy jueves, el juez penal les dictará la formal prisión correspondiente. Tienen derecho a fianza y seguro la depositarán, para continuar el proceso del desahogo de pruebas en libertad condicional. Pero bueno, esa es la rutina del caso legal. Lo verdaderamente interesante ya no es lo que está en la ventanilla de diligencias.

Gregorio Martín del Campo Aguirre y Fernando Guiza Suárez, de acuerdo con la acusación, habrían defraudado al Isapeg a lo largo de todo el sexenio que inició como gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez, y concluyó con esa responsabilidad a título de sustituto, Héctor López Santillana.

Tuvieron como jefes a dos secretarios de Salud, Armando Aguirre Torre -cesado del cargo-, y Éctor Jaime Ramírez Barba, hoy secretario de Desarrollo Social, en el gobierno de Miguel Márquez. Y precisamente, durante un largo tramo, Márquez fue el secretario de la función pública. Es a él, pues, a quien le anotaron el gol.

La tarde de ayer, trascendió la detención de un tercer implicado, Javier Razo Carrillo, quien actuaba el papel de proveedor. Levantaba los pedidos, ceremonioso él. La faramalla completita.

Así que Márquez sube la apuesta aunque sea un poquito. Ya hay denuncias penales y consignaciones. Nada para alardear, la verdad, porque a final de cuentas, como dirían los médicos: lo importante no es curar, sino prevenir.

Lo que sí confirma ya el equipo de Márquez, es la estrategia: cuando la crítica arrecia se anuncia algo, lo que sea. Allá ellos.

LA CASA NUEVA

El Congreso local, que hoy sesiona, formaliza lo que ya sabíamos todos: incapaces de salir ellos solitos del atolladero de la construcción de su nuevo palacete, quieren que se los resuelva . . . ¡Acertó!: El gobernador.

Enviaron su cartita a Miguel Márquez para que sea el jefe del Ejecutivo del estado “el que defina el esquema financiero más adecuado”, según tuvo a bien confesar el diputado José Juventino López Ayala, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso de Guanajuato, y amigo personal de Márquez, para más señas.

Para hablar en plata -nunca mejor colocada la expresión-, los diputados quieren que su gober les gestione 130 millones de pesos -para continuar la obra-, o de una buena vez, los 220 millones de pesos que necesitarían para terminarla, pero de que estrenan, estrenan.

Márquez ha dicho una y otra vez que se le ocurren dos alternativas, un esquema de pps o bien, solicitar un préstamo al Isseg, la verdad no sería descabellado apostar doble contra sencillo a que la segunda será la opción elegida, total, el Isseg tiene un fondo de pensiones y una solidez financiera que es envidiable para sus pares en el resto de la República.

Como quiera que sea, Juventino sabe que el gobernador Márquez ya le encargó a su secretario de Finanzas, Inversión y Administración, Juan Ignacio Martín Solís “que haga una revisión”. Y si a algo le entiende Nacho Martín es a los números, así que van por buen camino los diputados. Ya nada más les resta resolver sus yerros frente a la oposición ahí en su patio, casi nada.

Por cierto, ayer en el Congreso hubo mesa técnica para el análisis de la iniciativa de Ley para una Convivencia Libre de Violencia en el Entorno Escolar para el estado de Guanajuato y sus Municipios -vaya nombre-, que presentaron los diputados panistas y del Panal.

Al término de la mesa de discusión, la diputada Yulma Rocha, quien funge como presidenta de la Comisión de Educación, Ciencia, Tecnología y Cultura del Congreso local, estableció que desde el inicio de la actual administración, solicitó al secretario de Educación, Eusebio Vega un diagnóstico del “bullying” en el estado. Es hora que no le entregan un solo dato.

A la reunión asistieron especialistas de la Procuraduría de los Derechos Humanos, el presidente de la Asociación de Padres de Familia en el estado y personal del Jurídico de la Secretaría de Gobierno. Hoy sesiona el Congreso del Estado, ya les contaremos.

LA JAULA

Con los políticos, uno no acaba. El berrinche de la senadora perredista por Quintana Roo, Luz María Beristain, #LadySenadora, arrasó ayer con las redes sociales.

Usted ya conoce la historia: la ínclita representante popular con un escaño en la Cámara alta del Congreso de la Unión, insultó y humilló a una empleada de mostrador de una línea aérea, quien le impidió subir al avión por llegar tarde.

El video de la escenita llegó a Youtube y pronto ocupó la cima del hit parade: #LadySenadora voló, pero a las pantallas de todos.

Sin embargo, ese fue sólo el primer capítulo de la novela. Luz María se armó de valor -coraje ya traía-, como pudo llegó al DF y convocó a una rueda de prensa para explicar sus (sin) razones.

Sin rubor que no fuera colorete artificial, denunció que existe una campaña de acoso en contra de la “Clase Política” para poder “cazarlos” en situaciones comprometedoras y luego, claro, exhibirlos en las redes sociales.

Y se puso mejor: exigió la creación de una Fiscalía Especial para atender las agresiones contra los políticos. Eso no lo es, pero ella lo dijo en serio.

Ilustró que por diez políticos que han procedido mal, ya hay una satanización en contra de la “Clase Política” y pues ahora todos los políticos son víctimas de acoso, “nada más están viendo en qué momento te resbalas”, casi sollozó.

Es más, confirmó lo que ya había adelantado en twitter, procederá formalmente contra la línea aérea. Es una pena que su gemela #LadyProfeco ya no esté, porque es en esa instancia federal donde depositará su queja. Entre Ladys te veas. Suerte.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares

Escuche el Noticiero: De Palabra!, en el 95.9 FM de Radiorama, de lunes a viernes, de 07:30 a 09:00 horas.

Comentarios