08:08
23/06/13

El día de su cumpleaños • Adolfo Aranda • Los diputados y el sobrepeso

El día de su cumpleaños • Adolfo Aranda • Los diputados y el sobrepeso

El día de su cumpleaños

Vaya manera, la que tiene la alcaldesa de León, Bárbara Botello, de festejar un cumpleaños. En medio día, mandó a clausurar el negocio de un opositor político, les dijo sus verdades a los viviendólogos de la comarca y despachó la baja de su director de Desarrollo Social. Ya luego se fue a comer con sus amigas.

El viernes temprano, la Cámara Nacional de la Vivienda en Guanajuato -Canadevi, si por sus siglas la conoceréis-, invitó a los notables del pueblo a la entronización de su Consejo Directivo para el periodo 2013-2015, en cuya presidencia, Miguel Ibargüengoitia sustituye a Mario Medrano.

Como en crónica de sociales, van los nombres de los integrantes del nuevo Consejo de la Canadevi: Presidente, Miguel Ibargüengoitia Cervantes; tesorero, Jesús Aguilera Rodríguez; secretario, Luis Mariano Hernández Aguado; comisario, Ismael Carrillo Cruz; subcomisario, Giuseppe Sorrentino Milito; gerente, Ivonne Hernández Lugo; y como vicepresidentes: Álvaro Ruiz Mendiola; Ismael Plascencia González, Alfonso Hernández Torres; Édgar Martínez Ledesma, Salvador Cuéllar Torres y Jesús Hernández Martínez. Servidos.

Ahí estuvieron para el protocolo, la presidenta municipal de León, Bárbara Botello Santibáñez y el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez.

En su discurso inaugural como jefe de los desarrolladores de vivienda, Miguel Ibargüengoitia, ya sabe usted, describió la problemática, ofreció aumentar la oferta, contribuir a abatir el déficit de vivienda, invitó a la participación, etcétera, etcétera. Formalito, el asunto.

La presidenta municipal, María Bárbara Botello Santibáñez, los despertó a todos.

Fue al terreno de los hermanos Medrano, a decirles lo que ya les había adelantado en los medios de comunicación. Todavía sobre el tapete en la antesala de la denuncia penal la compraventa del terreno para una Deportiva al norte del Parque Metropolitano, el discurso de Bárbara, no tuvo desperdicio.

Comprometió la agilización de trámites… “mientras ustedes cumplan con todos los requisitos para realizarlos”.

Les aseguró que en la Alcaldesa, tienen una aliada en sus gestiones . . . ,  “pero sin privilegios, sin favores indebidos, sino dentro de la norma”.

Les recordó que hacer casas, dignas, es una vocación… “que exige actuar con honradez, responsabilidad social y espíritu de colaboración con la autoridad”.

Ya encarrerada, se siguió de frente:

Denunció que “en el pasado” hubo negocios al amparo del gobierno… “en los que se especuló con la tierra y se dañó el patrimonio municipal”.

Y de plano, pidió a la nueva directiva… “que los empresarios de la vivienda no se presten a eso”.

Ante el auditorio de caras largas, en su intervención, el gobernador Miguel Márquez se fue al otro extremo.

Les habló bonito y en su idioma: “en Guanajuato, la vivienda es un motor de la economía”. Citó los 52 millones del programa “Mi Casa DIFerente”; los 50 millones que irán al 2×1, para atender a las familias más vulnerables; los 15 millones del Programa de Urbanización Progresiva; los 18 millones de “Pinta Tu Entorno”; y los más de 30 millones para la mejora de vivienda urbana y rural. 240 mil acciones de vivienda.

El góber se comprometió a emprender una política de vivienda con inclusión social, que dará prioridad a madres solteras, comerciantes, personas con discapacidad, adultos mayores y . . . , le llovieron los aplausos.

Nombres en el aplausómetro: el director sectorial empresarial del Infonavit, Sebastián Fernández; el secretario de Desarrollo Social del estado, Éctor Jaime Ramírez; en representación del Congreso local, el diputado Javier González; por la Comisión de Vivienda del Congreso federal, el diputado Diego Sinhué; de la coordinación de trabajadores del Infonavit, Víctor Hugo Rosales; el delegado del Infonavit en Guanajuato, Lorenzo Chávez; el delegado de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial, Pablo García; el director de la Comisión de Vivienda de Guanajuato, Adrián Peña y los jefes de la Concamin, Roberto Novoa; y del Consejo Coordinador Empresarial, José Abugaber.

A mitad del aguacero, este último, José Abugaber, exige que paren ya los dimes y diretes entre los políticos y los empresarios en León.

Al gobierno actual, que deje de culpar al anterior, que proceda conforme a la Ley, y punto. Que si hay que meter a un funcionario a la cárcel, o presentar una denuncia, que ya se haga, que para eso están las instancias adecuadas.

A los otros, que dejen de lado las filtraciones y las fugas de información, que sólo provocan que se hable del retraso en las obras del Malecón, la renta de autos, la pista de hielo en el parque Explora o los terrenos del parque Metropolitano. Abugaber se escuchaba harto, y no sin razón.

Ese mismo día, el gobierno de Bárbara Botello informó que su dirección de Verificación Normativa, clausuró el Centro de Distribución del Bajío, de Transportes Castores, porque no cuenta con licencia de uso de suelo para ofrecer el servicio de paquetería. El negocio es propiedad de la familia del diputado federal panista, Juan Carlos Muñoz Márquez.

La alcaldesa priista había sostenido ya un par de desencuentros públicos con el legislador panista, también presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga, la CANACAR, a propósito de la paternidad de la atracción de recursos federales para León.

Todavía la semana anterior, Bárbara, arremetió contra el diputado federal blanquiazul, de quien dijo que no tiene claro ni siquiera qué es lo que hace y qué funciones corresponden a un diputado. Así.

Eso, en respuesta a que Muñoz, en una de las conferencias de prensa semanales del panismo local, la había instado a “ponerse a trabajar”, y no poner a León en riesgo de perder 800 millones de pesos ya gestionados para el municipio.

”No ha trabajado por gestionar un solo peso para su municipio, ni hemos sabido de una sola iniciativa que haya presentado”-, respondió la jefa de la comuna.

Así que bajo la consigna Juarista aquella, de: “A los amigos justicia y gracia y a los demás, la Ley a secas”, la Alcaldesa ordenó el cierre del emporio de la familia del diputado federal blanquiazul.

Estuvo para efectuarla el propio director de Verificación Normativa del Municipio, Ricardo Rodríguez Barrera, quien se apersonó en el inmueble que se ubica en  el bulevar Aeropuerto 2913, en la   comunidad de Los López.

-”Atención sin privilegios”, es sin duda la expresión que más utilizó la alcaldesa Bárbara Botello, en la semana que concluye, y a juzgar, primero, por la negativa de entregar a Ricardo Sheffield, copias certificadas de Acuerdos del Ayuntamiento, por no agotar el expediente de la solicitud, y enseguida por la clausura a Castores debido a la normatividad de Desarrollo Urbano, parece que va en serio.

Como debe de ser ¿O no?

Adolfo Aranda

A la alcaldesa Bárbara Botello, todavía le alcanzó la jornada de su cumpleaños para despachar, sin mayores complicaciones, la baja de Adolfo Aranda Torres, hasta entonces, director de Desarrollo Social del gobierno municipal de León.

El dirigente municipal del PAN, Alfredo Ling Altamirano, había acusado a Adolfo Aranda, de aprovecharse de su encargo público para promover las inscripciones, los descuentos y las becas de una Escuela Preparatoria, de la que es socio.

El colmilludo dirigente blanquiazul, incluso mostró los volantes que el priista hizo imprimir, con la descripción de las promociones, la identificación de la escuela y el escudo del Municipio de León.

Aranda, un viejo priista, contemporáneo de su denunciante en las lides partidistas, regresó desencanchado a la política en activo. Había experimentado ya un par de traspiés en el corto tramo en funciones que lleva el equipo que trajo de regreso al PRI al gobierno de León.

A la denuncia, ni siquiera fue capaz de arriesgar una respuesta coherente, primero negó los hechos y luego, de manera tibia, deslizó que nunca hubo mala intención, finalmente, renunció con el discurso de retirarse para no dañar la imagen ni perjudicar el buen trabajo que, calificó, realiza la alcaldesa Bárbara Botello.

Al interior de la Administración, defienden a capa y espada que los volantes exhibidos por Alfredo Ling, fueron sustraídos de manera ilícita de la propia oficina de la dirección de Desarrollo Social, a cargo de Adolfo Aranda, que nunca salieron a circulación y que, por tanto, ni la promoción o cualquier convenio que se haya firmado, inmiscuyó al gobierno municipal.

El punto es sencillo de explicar, dicen, como en cualquier Administración, para que una imagen sea pública, debe ser aprobada por la oficina de Comunicación Social, donde seguro la habrían rechazado, pero ni siquiera llegó ahí.

El viernes, la alcaldesa, Bárbara Botello convocó a los reporteros a su despacho, para confirmar la salida de Adolfo Aranda, de la Administración municipal.

Explicó que el funcionario,  presentó su renuncia y le fue aceptada. Que Adolfo Aranda, reconoció públicamente que cometió un error y tomó la decisión de presentar su renuncia.

Hábil, la presidenta municipal dio la vuelta al discurso y aseguró que la salida de Aranda prueba que se hace respetar el Código de ética comprometido, que en el gobierno de León se dejan atrás los intereses y los nexos partidistas y que el episodio es un mensaje claro al resto de los funcionarios y a la ciudadanía, que en su administración se trabaja en apego estricto a la Ley y a los valores del servicio público. Fin.

Ah, respecto a la embestida panista, Bárbara dijo simplemente que no necesita de presiones ni golpes políticos o mediáticos para cumplir con su trabajo. Entonces sí, se fue a festejar su cumpleaños con amigas en su residencia particular.

Los diputados y el sobrepeso

El diputado federal panista, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, presenta una iniciativa de reforma a la Ley del Impuesto al Valor Agregado, que tiene qué ver con la lucha contra el sobrepeso y la obesidad en México.

Una propuesta interesante que bien harían en leer sus propios correligionarios en el Congreso de Guanajuato quienes, sobre el mismo tema, concluyeron sesudamente: pues que le suban el precio a los refrescos.

Se puede estar o no de acuerdo con las tesis ahí expuestas, pero Diego Sinhué es escrupuloso en la redacción de la Exposición de Motivos.

Las premisas en la introducción se dan por conocidas: que el sobrepeso y la obesidad se han convertido en un problema epidemiológico mundial, México incluido; que ambos fenómenos se asocian con enfermedades crónicas y degenerativas de alta mortalidad; que los factores de riesgo son la inactividad física, las dietas poco saludables, el consumo de tabaco y el consumo de alcohol.

Y que entre las causas que inciden, están la proliferación de productos alimenticios con exceso de azúcares, las raciones súper grandes (“Súperengordame”), y el consumo de productos con elevado contenido calórico entre comidas.

El diputado expone que algunas propuestas legislativas carecen de rigor conceptual -pst, señores diputados panistas de Guanajuato-. El problema con los alimentos “chatarra” no son sus fórmulas, sino los hábitos de los individuos. La producción de esos alimentos no puede ser estigmatizada, anota Diego. Es el consumo habitual, irresponsable, de dichos productos lo que debe ser combatido.

Reconoce que el reto es encontrar una fórmula tributaria que sea respetuosa de un mínimo exento y clara al encarecer el consumo de alimentos con alta probabilidad de causar obesidad.

En la reforma que propone Diego Sinhué, se diferencia a la gran industria de los alimentos, de la alimentación no doméstica que se produce en la microindustria.

Se hace énfasis en la obesidad y el sobrepeso infantil, y por esa razón se refiere directamente a las golosinas, normalmente adquiridas por los niños.

Por tanto, incluye un listado de alimentos básicos que, con independencia del contenido calórico o nutricional, queden sujetos a la tasa del 0% como lo han estado hasta ahora; incluso se agrega el agua pura, en todas sus presentaciones, apunta Diego Sinhué, para que sea claro el mensaje de combate al sobrepeso, pero también el respeto a una canasta básica intocada por el impuesto.

Se hace especial énfasis en el pan y la tortilla, que serían gravados sólo en un plano industrial y no en su venta por el mismo fabricante, el tortillero o el panadero de la esquina.

La iniciativa es tan meticulosa y al detalle, que he de reconocer que me provocó hambre.

La Jaula

Y ahora, la muerte propia se anuncia en Facebook. Un joven sonorense, Alexis Omar Balderrama Gutiérrez anunció su suicidio en su cuenta de Facebook. Lo hizo. Fue en Nogales y Alexis tenía 23 años de edad.

Alexis Omar estaba sentado en un sillón y antes de darse un balazo en la cabeza, escribió desde su celular: “Ya no puedo más amigos me rindo cuídense mucho sobre todo mi familia k la amo perdóneme amá y mi hijo”.

Antes,  el joven se había fotografiado con el arma mientras festejaba su cumpleaños un día antes. Unos medios arriesgan que había discutido con su novia y otros, sostienen que se desconocen sus motivos. Momentos antes de suicidarse, Alexis Balderrama disparó varias veces al aire afuera de su vivienda, después ingresó a ésta y se sentó en el sillón, donde fue encontrado por los policías.

Días antes, el joven habló de su tristeza y dolores físicos en la red, pero también su determinación por llevar una vida alegre, con cerveza y mujeres.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares

Comentarios