05:48
13/03/13

Entre el OCL y la verdadera construcción ciudadana

El Observatorio Ciudadano de León era un proyecto que pretendía consolidar una estrategia para asignar recursos a  FIDEGOC mediante la pantalla de esa agrupación. En enero del 2010 arrancó su operación convocando a los ciudadanos a participar como Consejeros Consultivos, tarea a la que se sumaron alrededor de cien personas.
Entre el OCL y la verdadera construcción ciudadana

El Observatorio Ciudadano de León era un proyecto que pretendía consolidar una estrategia para asignar recursos a  FIDEGOC mediante la pantalla de esa agrupación.

En enero del 2010 arrancó su operación convocando a los ciudadanos a participar como Consejeros Consultivos, tarea a la que se sumaron alrededor de cien personas. El Consejo Directivo fue seleccionado por la administración municipal impulsora del proyecto.

Transcurridos dos años de la operación del OCL, hubo la oportunidad de reformar los estatutos para abrir la posibilidad de que tanto los consejeros directivos como los consultivos se unificaran bajo un mismo concepto. Sin embargo, en la modificación del acta original que se lleva a cabo en diciembre del 2010 sólo da reconocimiento jurídico a los 17 miembros del Consejo Directivo, con el carácter de asociados, y no hay mención alguna a los consejeros consultivos, que son lo que participaron en las verificaciones, los cuales quedan en la “nada jurídica”. Esta situación fue informada a los consejeros consultivos.

Posteriormente los consejeros consultivos descubren la obtención desmedida de recursos económicos públicos entre FIDEGOC y el OCL, y de manera verbal solicitan explicaciones sobre los recursos ejercidos. Sumado a esto, sobreviene la crisis con el cambio de gobierno y de partido político en el poder, lo que elimina la asignación de recursos económicos para el proyecto. La prensa se encargó de divulgar diversas cifras sobre los recursos, sin que mediara una respuesta oficial del OCL, ni a nosotros ni a la ciudadanía en general.

Para afrontar la situación adversa que se presentaba con la administración municipal entrante, se nos citó en diciembre de 2012 a una reunión de líderes de indicador, en la cual se creó una comisión compuesta por once integrantes, cinco consejeros directivos y seis consejeros consultivos. Las reuniones de trabajo se llevaron a cabo durante más de seis semanas, a partir de enero, y entre los puntos acordados estuvo el relativo a desligar el trabajo del OCL de la metodología IWA-4 de FIDEGOC.

Los Consejeros Consultivos miembros de la comisión elaboraron una propuesta que llevara al OCL a evolucionar en un organismo ciudadano participativo, democrático, en el que no hubiese distingos entre los tipos de consejeros, y con la oportunidad de todos sus integrantes para elegir y poder ser electos como miembros de su órgano de gobierno.

La postura de los aún miembros del Consejo Directivo del OCL fue la de cerrar el organismo a un grupo de 20 personas, condicionadas a aportar mensualmente la cantidad de cuatro mil pesos cada uno. Además se pretendía adoptar un esquema de medición basado en diez puntos, (temas), en el que no era necesario contar con la participación ciudadana, como lo había sido en el esquema de verificaciones IWA-4.

Ante la diferencia de visiones sobre la participación ciudadana, y que las posturas sobre el futuro del OCL no compartían los mismos alcances, fue determinación de los consejeros del aún vigente consejo directivo que cada grupo trabajara por separado, y que quizás en el futuro pudiese surgir algún esquema de participación conjunta.

Como miembros del consejo consultivo consideramos que la falta de integración ciudadana, la nula democratización de la toma de decisiones y la segregación de los miembros del organismo, va en contra de los principios de toda organización que se precie de enarbolar la bandera de la gobernanza. Motivo por el cual hemos decidido separarnos del OCL y dar paso a la creación de un nuevo organismo ciudadano, que recoja nuestra experiencia ciudadana que trabaje en seis grandes rubros:   

  • Formación y cultura de participación  ciudadana
  • Análisis, diagnóstico y propuesta sobre los diferentes problemas que se manifiestan en el municipio
  • Investigación sobre problemas sociales que aquejan a nuestro municipio
  • Seguimiento al desempeño de las autoridades en los diversos ámbitos de gobierno, incluso los representantes populares electos  y los consejos ciudadanos.
  • Vigilancia ciudadana para dar seguimiento a las denuncias que se hagan en los diversos ámbitos de la administración municipal.
  • Elaboración de iniciativas para reformar reglamentos y leyes.

En próxima fecha los estaremos convocando a que se sumen a este proyecto, para consolidarlo con su participación cívica y altruista.

Comentarios